Mecánica: Cuidados de tu coche (limpieza)

Limpieza del Automóvil

Tener nuestro coche impecable es casi una regla para los amantes de los automóviles, incluso llegando a no permitir que se coma, fume o beba dentro de él para mantenerlo siempre como nuevo. Pero para mantener y cuidar tanto la pintura, la piel y otros accesorios del coche, no siempre va de la mano con lavarlo cada vez. Muchas veces tiene que ver con la calidad de los productos utilizados, y el clima adecuado cuando se lava. 

Muchos se sorprenden cuando se habla de que el clima donde se lava el coche influye. Pero es así: el calor excesivo seca el jabón y mancha la pintura, como explicamos más abajo.

Lavar el coche es la mejor manera de mantener las mejores condiciones originales del automóvil, preservando así su valor. Y además de conservar su aspecto puede evitar algunas averías por corrosión en partes mecánicas.

Limpieza del automóvil (productos)

La limpieza exterior consiste en lavar bien la carrocería, llantas, paragolpes, cristales y en algunas ocasiones, el motor. La limpieza interior consiste en mantener limpios los asientos, las alfombrillas, el salpicadero y los compartimentos para guardar cosas.

Le damos unas recomendaciones importantes para la limpieza de su coche:

  1. No esperar a que se acumule suciedad para lavarlo. Nuestro coche tiene una pintura de muy poco espesor, y los rayos UV del sol, la sal, la contaminación atmosférica, los insectos, el desecho de pájaros y otros agentes externos representan un poderoso enemigo para nuestro coche, de los cuales debemos protegerlo a tiempo.
  2. La frecuencia óptima de lavado del coche es de una semana, que mantendrá un buen estado y aspecto. Este tiempo puede variar ligeramente según las condiciones en las que "viva" el coche.
  3. Lava por secciones. Debes aplicar abundante agua en toda la superficie antes de empezar a lavar el auto, para quitar la tierra y partículas que estén bien adheridas y pudieran causar rasguños. Lava y enjuaga cada área completamente antes de continuar con otra.
  4. Empieza a lavar el coche siempre por la parte superior (techo), para ir bajando. Así no mancharás lo que ya está limpio con agua sucia o jabonosa.
  5. Usa una esponja suave y un detergente especial para coche. Recuerda enjuagar la esponja a menudo y cambiarla cuando esté muy deteriorada.
  6. Si tienes poco tiempo, puedes lavar el coche en un autolavado automático. Aunque el nivel de limpieza no es como el lavado manual, es adecuado para mantener la limpieza exterior del coche y suelen ser respetuosos con el medioambiente ya que descontaminan el agua utilizada para reutilizarla varias veces, además de llevar un control de gasto de agua.
  7. Para la limpieza detallada, usa una esponja distinta para limpiar las ruedas. Primero retira los fragmentos de tierra; se puede usar una hidrolimpiadora si se tiene. Los cristales laterales y parabrisas hay que lavarlos con abundante agua. Limpia las zonas no visibles de la carrocería también, pasos, interior del maletero, etc. Si las alfombrillas son de tela, puedes aspirarlas o cepillarlas para eliminar el polvo. Usa un producto hidratante especial para las zonas de cuero del coche (volante, pomo del cambio, palanca del freno de mano, asientos, etc.); son elementos que se deteriorarán si no se cuidan adecuadamente. Procura que las superficies no estén grasientas cuando vayas a usar el coche, y sigue las recomendaciones del fabricante del producto.
  8. Para secar el coche usa una gamuza o toalla de felpa, siempre bien limpias. No uses trapos viejos, toallas ásperas y similares. Tampoco dejes secar al aire, ya que el agua puede dejar marcas que tendremos que volver a limpiar.
Limpieza del automóvil

Recomendaciones que debes evitar.

  1. No lavar el coche cuando éste esté caliente (haya estado al sol durante mucho tiempo o acabemos de conducirlo por más de 10 minutos). Esto se debe a que el calor desprendido seca el jabón y el agua haciendo que aumente la posibilidad de formación de marcas en la carrocería.
  2. Lava el coche con productos adecuados para el automóvil. Los recomendados no llevan detergente.
  3. No usar tejidos tipo franela o telas finas.
  4. No usar disolventes. Pueden dañar la pintura.
  5. No uses una esponja que no haya sido lavada previamente.

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política