Abarth 695 "Fuori Serie" y más en el Salón de París

Abarth ha centrado siempre su filosofía en los conceptos de “empowerment”, de trasformación de lo ordinario en extraordinario. Desde sus comienzos, en 2008, con el “pequeño diablo” Abarth 500, los turismos de Abarth han destilado siempre esa gota de veneno que los hace únicos y emocionantes.

Quien elige un Abarth quiere destacar. La marca del escorpión es consciente de ello y apuesta cada vez más por la personalización, ofreciendo a los conductores la posibilidad de elegir y “crear” un coche que se adapte como un guante a su personalidad y a sus demandas, gracias a un amplia oferta de kits y accesorios destinados tanto a mejorar las prestaciones como a personalizar el interior y el exterior del vehículo.

Abarth 695

En los últimos años, el esfuerzo de Abarth en este sentido se ha materializado en una nueva gama. El nivel de entrada, el Abarth 500, es una versión “a medida” que ofrece al mismo tiempo un precio atractivo y una gran posibilidad de personalización y mejora. Un modelo más accesible a partir del cual, como si de una hoja en blanco se tratara, el cliente puede ir diseñando el coche ideal, personalizándolo según sus posibilidades y necesidades. Esto puede hacerse gracias a los kits de mejora de las prestaciones y a los accesorios, como los pomos de la palanca de cambio, los pedales, los adhesivos y los nuevos colores y materiales para el exterior y el interior.

La gama está presente en el stand de París con dos personalizaciones del Abarth 595 “turismo” y “Abarth 595 “competizione”, dos auténticos Abarth con modificación de serie. En el primero la modificación afecta al motor, la geometría y el sistema de freno, además de un gran número de detalles internos y externos para aquellos clientes que se reconocen en valores como la elegancia, la sofisticación, el confort y la deportividad más exclusiva orientada al mundo de los “Gran Turismo”. En el Abarth 595 “competición” la modificación afecta también al escape, con el silencioso catalítico “Récord Monza” de serie y los asientos deportivos “Abarth Corse by Sabelt”, para los auténticos amantes de las carreras de coches y de la deportividad al más alto nivel.

Los acabados más personalizados y decididamente “todo incluido” son los de los Abarth Specialties, representados en París por el 695 Edición Maserati, un concentrado de deportividad, clase y prestaciones firmado por Abarth y Maserati.

Abarth 695

Pero el Salón de París es sobre todo una oportunidad para ver por primera vez la futura evolución del mundo de los Specialties, que ofrece el máximo nivel de personalización unida a la exclusividad de un coche fabricado especialmente para cada cliente. El “Abarth Fuori Serie” es un nuevo programa que representa el punto de llegada del camino que Abarth ha recorrido en estos años con el objetivo de ampliar cada vez más la oferta de personalización para sus clientes. Un programa exclusivo, en el que la personalización empieza por las prestaciones, coherentemente con el espíritu de la marca: y es que solo los coches “Fuori Serie” montarán la modificación del motor de 180 CV y llevarán el exclusivo logo 695. La exclusividad está también en el proceso productivo, porque todos los “Fuori Serie” serán desarrollados, fabricados y homologados en la “Factory of victory” Abarth.

La autenticidad del “Made in Abarth” será certificada por un documento emitido junto con el coche, además del hecho de que la propia Abarth&C. será su primer propietario. Para orientar a los clientes en la elección de su coche, Abarth ha creado dos colecciones especiales: Heritage, que evoca los coches de los récords y los que han escrito la historia de la marca; y New Wave, inspirada en los “supercar” actuales con especial énfasis en la innovación. Asimismo, los acabados internos serán personalizados con materiales y acabados específicos, realizados en colaboración con empresas de excelencia italianas y extranjeras, que comparten con Abarth los valores de lo artesanal y la calidad: revestimientos de carbono, placas de personalización y tecnología de vanguardia como el equipo de sonido de alta fidelidad JBL.

Abarth 595

Como muestra de este programa, en París, Abarth presenta un nuevo Abarth 500 con una carrocería inspirada en los coches que han escrito la historia de la marca: el Fiat Abarth 131 Mirafiori “Olio Fiat”. El stand de Abarth en el Salón Internacional de París evoca este recorrido con un hilo conductor que, a través del concepto de personalización, enlaza los cuatro coches expuestos al público.

Pero el concepto de personalización invade también el mundo Racing de Abarth, con el proyecto “Make it your race”, en el que la personalización es entendida como el cumplimiento del sueño de convertirse en pilotos de competición. Al calor del gran éxito de la edición 2012, con más de 30.000 pilotos registrados, “Make it your race”, la competición internacional para jóvenes talentos que ha llevado a “rookies” de todo el mundo amantes de la competición a disputar una autentica carrera del Trofeo Abarth 500, regresa en 2013 en una edición renovada en sus contenidos y su ámbito geográfico. El éxito de “Make it your race” 2012 viene a sumarse al de los Trofeos Abarth 500 Selenia, que este año alcanzan su cuarta temporada y están a punto de finalizar. En concreto, a falta de tan sólo una carrera para la conclusión del Trofeo Abarth 500 Selenia Europa, el joven Alex Campani ya se ha impuesto como ganador absoluto, mientras que el Trofeo Abarth 500 Selenia Italia sigue abierto, con un aguerrido duelo entre el mismo Campani y los pilotos Baldan y Scalvini.

Abarth 595

Los cuatro coches expuestos en el stand de París, por lo tanto, contribuyen a los conocidos éxitos de la marca, que una vez más vuelve a alcanzar los objetivos que se había fijado, ya que hasta hoy se han vendido más de 5.000 unidades. También es importante la contribución de los Abarth Specialties, ya que del Abarth 695 Tributo Ferrari, desde su lanzamiento en julio de 2008, se han entregado más de 1600 unidades, y el Abarth 695 Edición Maserati ya ha cosechado un gran éxito de público desde su presentación oficial, en mayo, en el Giro de Italia Automovilístico. Estas cifras confirman los óptimos resultados registrados por la marca desde su nuevo lanzamiento, con un crecimiento constante desde 2008 ratificado por las más de 44.000 unidades vendidas, entre los modelos Abarth Punto y Abarth 500, a las que cabe sumar los más de 12.000 kits de mejora de las prestaciones destinados a los dos modelos.

Estos éxitos comerciales han sido posibles también gracias a la extraordinaria red de concesionarios y preparadores oficiales, algo único en su género, que, después de entrar en nuevos mercados como Finlandia y Sudáfrica en 2011, en el primer semestre de 2012 ha ampliado su presencia en nuevos países como Marruecos y Ucrania. También en Estados Unidos, después de la exitosa presentación en el Salón de Los Ángeles, en marzo empezó la comercialización del Abarth 500.

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política