Audi S3

Nada menos que 300 CV (221 KW) de potencia y 380 Nm de par motor: la tercera generación del Audi S3 vuelve a poner el listón un poco más alto. El ligero compacto Premium, que llegará al mercado a comienzos de 2013, aúna sus dinámicas prestaciones con una eficiencia ejemplar, y en todos los ámbitos técnicos hace gala de la alta tecnología de Audi. 

El motor

El 2.0 TFSI de carrera larga que monta el Audi S3 es un motor de desarrollo completamente nuevo. Como su predecesor, que entre 2005 y 2009 fue elegido Motor del año en cinco ocasiones consecutivas, sólo tiene en común la cilindrada, de 1.984 cc (diámetro x carrera: 82,5 x 92,8 mm). Entre las 1.800 y las 5.500 rpm, este cuatro cilindros genera de forma constante 380 Nm de par. A 5.500 rpm se obtiene la potencia nominal de 300 CV (221 KW), y el régimen máximo de giro se sitúa en 6.800 rpm.

Audi S3 2013

Las prestaciones del S3 son impresionantes. La aceleración de 0 a 100 km/h en combinación con el cambio S tronic la resuelve en 5,1 segundos, y con el cambio manual requiere 5,4 segundos. La limitación electrónica de la velocidad máxima a 250 km/h es una cuestión formal. El S3 equipado con el cambio S tronic tiene un consumo medio de 6,9 litros de combustible a los 100 km (con cambio manual: 7,0 litros); esto equivale a unas emisiones de CO2 de 159 (162) gramos por km, y a una reducción de 1,5 litros en comparación con el modelo anterior, tomando como referencia las versiones con cambio manual.

El potente cuatro cilindros dispone de dos árboles de equilibrado que giran a doble velocidad que el cigüeñal, y que garantizan un elevado refinamiento mecánico. El sonido es emotivo y deportivo; un actuador de sonido electromecánico situado en la pared frontal permite experimentar en el habitáculo el rugido del motor. Además, el sistema de gases de escape incorpora una válvula de sonido que se abre en determinadas gamas de regímenes, aportando un sonoro tono deportivo.

El 2.0 TFSI sorprende en muchos ámbitos técnicos con revolucionarias soluciones. Una de ellas es la inyección indirecta adicional, que complementa a la inyección directa de gasolina FSI en régimen de carga parcial, reduciendo así el consumo y las emisiones de partículas. La inyección FSI, que funciona con una presión de hasta 200 bares, entra en acción en el arranque y con cargas elevadas.

En el llenado de las cámaras de combustión los ingenieros han logrado unos niveles de eficacia inéditos hasta el momento: en el lado de escape, el Audi valvelift system varía la alzada de las válvulas en dos fases, mientras que el árbol de levas en el lado de admisión permite un decalaje continuo, en función de las necesidades, de 30 grados con respecto al cigüeñal, y de 60 grados en el lado de escape. La compresión es de 9,3:1, una relación inusualmente elevada para un motor turbo.

El colector de escape está integrado en la culata, donde es bañado por líquido refrigerante. Esta solución reduce la temperatura de los gases de escape y acelera el calentamiento al arrancar en frío, con lo que disminuye el consumo en la fase de arranque en frío. Un efecto igual de positivo tiene este concepto en el consumo al practicar una conducción deportiva, dado que se puede suprimir el enriquecimiento a plena carga. El turbocompresor también es de nuevo desarrollo. Proporciona una presión de carga máxima de hasta 1,2 bares y consigue que la respuesta del motor sea aún más espontánea. El radiador del aire de sobrealimentación de alto rendimiento integrado en el circuito de agua reduce la temperatura del aire comprimido de forma significativa, y aumenta así la masa de aire necesaria para la combustión.

La innovadora gestión térmica del motor 2.0 TFSI integra dos distribuidores giratorios, agrupados en un módulo, que regulan el flujo del líquido refrigerante. Estos elementos se encargan de que el aceite del motor alcance rápidamente la temperatura óptima después del arranque, y ajustan la temperatura del líquido refrigerante, en función de cada situación, entre los 85ºC y los 107ºC. Sea cual sea la carga y el régimen, consiguen siempre la mejor relación entre una mínima fricción y un elevado rendimiento termodinámico. 

El 2.0 TFSI ha sido específicamente configurado para satisfacer las exigencias del nuevo Audi S3. Pistones con resistentes pernos y nuevos anillos, así como bielas reforzadas y con nuevos soportes, transmiten las fuerzas al cigüeñal. El cárter del cigüeñal en fundición gris ha sido reforzado en los asientos y en las tapas de los cojinetes de bancada. La culata se ha fabricado en una nueva aleación de silicio y aluminio especialmente ligera, caracterizada por su gran resistencia a las altas temperaturas y por su rigidez. Un novedoso recubrimiento de las camisas de los pistones y un rodamiento de los árboles de equilibrado mantienen a raya su fricción interna. La bomba de aceite regulada consume sólo la energía que es necesaria en cada situación de marcha.

A pesar de su complejidad y de la elevada potencia, el nuevo 2.0 TFSI sólo pesa 148 kg, más de 5 kg menos que el motor predecesor. Las dimensiones son compactas: mide 603 mm de largo, 678 mm de ancho y 664 mm de alto. 

La transmisión de fuerza

En el nuevo Audi S3 la transmisión de la fuerza corre a cargo de un cambio manual de seis marchas con una ligera carcasa de magnesio. Como alternativa Audi ofrece el S tronic, que sorprende por su elevado rendimiento y por la larga relación de transmisión de la sexta marcha. Las marchas inferiores son cortas en beneficio de la dinámica, al igual que en el cambio manual.

Audi S3 2013

El S tronic se compone de dos engranajes parciales, con dos embragues multidisco que gestionan las marchas. El embrague K1, ubicado en la parte exterior y de mayor tamaño, envía el par a través de un árbol macizo a los engranajes de las marchas 1ª, 3ª y 5ª. Alrededor del árbol macizo gira un árbol hueco. Éste va unido al segundo embrague K2, de menor tamaño, que se encuentra integrado en el interior del embrague K1, y acciona los engranajes de las marchas 2ª, 4ª y 6ª, así como de la marcha atrás. 

Los dos engranajes parciales están permanentemente activos, pero sólo uno de ellos está unido al motor. Por ejemplo, cuando el conductor acelera en tercera, la cuarta ya está engranada en el segundo engranaje parcial. El proceso de cambio se lleva a cabo mediante el cambio entre los embragues. Apenas tarda unas centésimas de segundo y se completa con tanta rapidez y suavidad que apenas se percibe.

El S tronic se puede manejar a través de la corta palanca de selección o con las levas opcionales situadas en el volante. Junto al modo manual, el conductor dispone de los modos de funcionamiento automático D y S. Pulsando una tecla se puede activar el Launch Control, que gestiona el proceso de puesta en marcha con un patinaje controlado y traslada así la fuerza del motor a la calzada de forma plena.

La tracción integral permanente quattro es un componente fijo de la transmisión de la fuerza. Ayuda al nuevo modelo de máxima potencia de la serie A3 a obtener la ventaja decisiva ante los modelos con tracción a dos ruedas de la competencia. A la salida de una curva el Audi S3 puede acelerar más pronto y con mayor seguridad: presenta un comportamiento dinámico y estable en todas las circunstancias, y en particular con lluvia y nieve.

La piedra angular de la tracción quattro es un embrague multidisco de accionamiento hidráulico y gestionado electrónicamente; con el fin de obtener un equilibrado reparto de las cargas entre los ejes, se encuentra situado en el extremo del árbol cardán, delante del diferencial del eje trasero. En su interior alberga un paquete de discos bañado en aceite. Los anillos de fricción metálicos se han dispuesto por parejas unos detrás de otros; uno de los anillos está unido mediante dentado a la carcasa, que gira junto con el árbol cardán, mientras que el otro anillo está unido al árbol secundario que va hacia el diferencial del eje trasero. 

En condiciones de marcha normales, el embrague traslada la mayor parte de las fuerzas del motor a las ruedas delanteras. Si estas ruedas perdieran tracción, puede desviar los pares de forma continua hacia la parte trasera comprimiendo de manera regulada los paquetes de discos en cuestión de unas pocas milésimas de segundo. Una bomba de pistones axiales genera la presión necesaria para ello con extraordinaria rapidez. 

El tren de rodaje

El nuevo Audi S3 ofrece las prestaciones dinámicas propias de un deportivo. Responde de manera precisa y espontánea a los movimientos del volante y traza magistralmente curvas de todo tipo a alta velocidad con mínimos movimientos de la carrocería. Su maniobrabilidad es precisa, segura y casi neutra.

Estas prestaciones se deben en parte al extraordinario equilibrio del reparto de las cargas entre los ejes. En comparación con el modelo anterior, el eje delantero se encuentra 52 mm desplazado hacia delante. El nuevo 2.0 TFSI pesa más de 5 kg menos que el motor utilizado hasta el momento, y se ha montado 12 grados inclinado hacia atrás. Esta configuración se deriva de la plataforma modular transversal del Grupo, en la que se basa el nuevo Audi S3.

El bastidor auxiliar, los cojinetes giratorios en el eje delantero de tipo McPherson, el sistema Crash Management, las aletas delanteras y el capó del motor se han realizado en aluminio. Juntos, estos componentes ahorran unos 17 kg de peso. La suspensión de las ruedas delanteras presenta un ancho de vía de 1.535 mm; al igual que en el eje trasero, también se emplea una barra estabilizadora.

Trasera del Audi S3 2013

Otra innovación del Audi S3 es la dirección progresiva. La barra de la dirección está dentada de tal modo que la relación de transmisión varía, algo más indirecta en la posición central y muy directa al girar el volante con fuerza. Para el conductor esta tecnología combina un agradable carácter tranquilo al circular en línea recta con una elevada espontaneidad en curvas cerradas.

El potente motor eléctrico que proporciona la servoasistencia armoniza a la perfección con el carácter de la dirección; va reduciendo su intensidad de manera progresiva a medida que aumenta la velocidad. Al circular en línea recta, el motor eléctrico no requiere energía, con lo que reduce el consumo de combustible en hasta 0,3 litros a los 100 km. La dirección progresiva colabora estrechamente con diferentes sistemas a bordo del nuevo S3, como la función de recomendación de pausa que se equipa de serie o los equipamientos opcionales Audi active lane assist y el asistente de aparcamiento.

El ancho de vía del eje trasero de cuatro brazos mide 1.511 mm. Sus brazos longitudinales absorben las fuerzas de propulsión y de frenado; el gran volumen de sus cojinetes y la elasticidad de los mismos tienen como objetivo incrementar el confort de rodadura. Por el contrario, los tres brazos transversales de cada rueda, responsables de absorber las fuerzas laterales, se han unido de forma rígida al portaeje de acero en beneficio de la dinámica de conducción. En comparación con el A3, todos los cojinetes presentan un ajuste rígido deportivo.

Para la fabricación de los brazos del eje trasero se han utilizado diferentes tipos de acero de alta resistencia, y los porta ruedas son de aluminio. Los amortiguadores y los muelles helicoidales compactos se encuentran dispuestos por separado, con lo que se obtiene una respuesta sensible y un gran volumen de maletero. El tren de rodaje deportivo rebaja 25 mm la altura de la carrocería en comparación con el A3.

El nuevo Audi S3 calza ruedas de fundición de aleación ligera en formato 7,5 J x 18 con neumáticos de dimensiones 225/40; se han realizado en diseño de cinco radios paralelos específico S. Las ruedas se fabrican con una compleja tecnología denominada flowforming, consistente en laminar la base de la llanta a través de un cilindro sometida a una gran presión y a una elevada temperatura. Mientras que la instalación modela la rueda bruta, el material se compacta, consiguiéndose un menor grosor de pared, y con ello una rueda más ligera y a la vez más firme. A pesar de sus prestaciones dinámicas, todos los neumáticos contribuyen a mejorar la eficiencia del nuevo Audi S3 gracias a su reducida resistencia a la rodadura. 

Los frenos del nuevo S3 se pueden dosificar con gran precisión, y la respuesta del pedal es espontánea y firme. Los discos delanteros son autoventilados y tienen un diámetro de 340 mm; las pinzas de freno pintadas en negro incorporan la inscripción S3. El nuevo freno de estacionamiento electromecánico, que el conductor maneja a través de una tecla, está integrado en el sistema de frenos en el eje trasero. El control de estabilización electrónico ESC se presenta en una nueva fase evolutiva, con una regulación extremadamente precisa. 

El sistema de conducción dinámica Audi drive select pertenece al equipamiento de serie del nuevo Audi S3. Interviene en las líneas características del pedal electrónico del acelerador, en la asistencia de la dirección progresiva y en los puntos de cambio del S tronic opcional. Con sólo pulsar una tecla el conductor determina si estos sistemas han de funcionar en modo comfort, auto, dynamic, efficiency o individual; en el modo individual (disponible a partir del equipamiento con MMI radio) podrá configurar su perfil preferido dentro siempre de unos determinados límites.

El modo efficiency está configurado para optimizar el consumo, incluyendo el de sistemas de serie como el climatizador automático de confort, el control automático de velocidad o adaptive cruise control y el adaptive light. En este caso el S tronic cambia a la función de marcha libre cuando el conductor levanta el pie del acelerador.

Otro componente opcional que se incluye en la regulación del Audi drive select es la regulación electromagnética de la amortiguación Audi magnetic ride. Por los pistones de los amortiguadores circula un aceite hidrocarburo sintético que contiene partículas magnéticas microscópicas. Al aplicar voltaje a una bobina, las partículas se colocan en sentido transversal a la dirección de la corriente de aceite y frenan así su flujo a través de los canales de los pistones.

La unidad de mando analiza permanentemente el estado de la calzada y estilo de conducción, y adapta las fuerzas de amortiguación de forma continua en cuestión de milésimas de segundo. El conductor puede seleccionar tres modos diferentes. En el modo normal el nuevo S3 rueda de forma equilibrada, mientras que el modo sport proporciona un extraordinario agarre a la calzada. La respuesta de la dirección se vuelve más espontánea y los movimientos de balanceo se suprimen en gran medida.

La carrocería

La construcción ligera Audi ultra es una de las competencias clave de la casa. El nuevo S3 apenas pesa 1.395 kg, un valor con el que marca un extraordinario récord en su segmento. En comparación con el modelo anterior, el peso en vacío ha retrocedido 60 kg. Gracias a los aceros de alta tecnología endurecidos en molde, la carrocería en bruto pesa 28 kg menos que en el modelo predecesor; las grandes piezas de aluminio en el frontal complementan este concepto de construcción ligera.

La carrocería del S3 de tres puertas es además extremadamente rígida, segura ante impactos y acústicamente confortable; el equipamiento de serie incluye un parabrisas insonorizante. El coeficiente de resistencia aerodinámica es de sólo 0,33. El nuevo Audi S3 mide 4.254 mm de largo, 1.777 mm de ancho y 1.435 mm de alto. Su batalla mide 2.595 mm, 17 mm más que en el modelo anterior.

El diseño exterior

Cada elemento del diseño del nuevo Audi S3 resulta preciso y carismático; su atlética figura con el bajo capó del motor, la característica línea tornado que transcurre por debajo de las ventanillas y los montantes C fuertemente inclinados estiran visualmente la carrocería. Audi ofrece de serie los faros en tecnología xenón plus con luz diurna LED. Los grupos ópticos traseros planos, que integran la luz de freno adaptativa, también está equipados con diodos luminosos.

Trasera del Audi S3 2013

El sistema Audi adaptive light basado en la tecnología xenón gira en las curvas, pero también está vinculado al sistema de navegación y puede ofrecer las funciones de luz de ciudad, de carreteras comarcales, de autopista, de cruce y una función "turística" muy útil si se viaja a países en los que se circula por el lado contrario. En combinación con la cámara delantera se regula gradualmente y de forma automática el límite claro-oscuro del faro. Esto proporciona por la noche un importante aumento de la visibilidad y de la seguridad. 

Una novedad absoluta en el segmento de los compactos Premium son los faros LED opcionales. La luz de cruce se genera en dos reflectores de geometría libre con un total de nueve chips LED de alto rendimiento; a través de la cubierta decorativa de aluminio mate y brillante brilla la luz de carretera con diez LED de alto rendimiento. En función del equipamiento seleccionado, la luz de carretera se conecta automáticamente, y una luz de giro, también en tecnología LED, ilumina las curvas cerradas. La luz de carreteras comarcales, autopista y la luz "turística" completan las funciones de confort de la iluminación. En situaciones de niebla o nieve, la luz "todo clima" aumenta la seguridad.

El Audi S3 porta la parrilla del radiador Singleframe específica de los modelos S como símbolo de su ilimitada deportividad. Su marco se ha realizado en óptica de aluminio y su rejilla en gris platino mate; las barras transversales dobles dispuestas en horizontal resplandecen también en óptica de aluminio. El paragolpes de nuevo diseño integra en las entradas de aire laterales nervaduras dobles en óptica de aluminio. Unos pronunciados bordes sirven de marco para las grandes entradas de aire con las rejillas en diseño de rombos y pintadas en negro brillante. En dirección a las ruedas encontramos insinuantes orificios de ventilación adicionales.

Desde una perspectiva lateral llaman especialmente la atención las carcasas de los retrovisores exteriores en óptica de aluminio y las pronunciadas molduras de las taloneras. Ya en la zaga, el paragolpes presume de un nuevo diseño. El difusor en gris platino alberga los cuatro tubos finales ovalados del sistema de escape, que incorporan embellecedores cromados. Un gran spoiler en el borde del techo proporciona empuje descendente en el eje trasero. 

Las insignias S decoran la zaga y la parrilla Singleframe. Entre las 14 pinturas que se ofrecen para la carrocería del Audi S3, los colores exclusivos en efecto cristal Negro pantera y Azul Estoril aportan el toque de distinción.

El interior

El interior es una continuación del diseño deportivo del exterior. Un arco independiente rodea el tablero de instrumentos; su forma es delgada y plana, y parece flotar sobre la consola central. Los grandes difusores de aire redondos, el elegante panel de mandos del climatizador y las inserciones decorativas en aluminio mate cepillado o en una óptica 3D en color negro realzan el carácter de elegancia. El manejo es claro e intuitivo, como en todo Audi, la calidad soberana y la oferta de espacio generosa. El maletero tiene un volumen de 365 litros, que aumenta hasta los 1.100 litros al abatir los respaldos traseros.

 

Interior del Audi S3 2013

Las esferas de los instrumentos son de color gris, y las agujas blancas. Otra particularidad específica de los modelos S se encuentra en el cuentarrevoluciones, que ahora integra un indicador de la presión de carga. El sistema de información al conductor en color con función de recomendación de pausa pertenece al equipamiento de serie, y el monitor de a bordo que se despliega eléctricamente (de serie a partir del MMI Radio) recibe al conductor con una pantalla S3 especial al conectar el encendido. El volante deportivo de cuero multifuncional de nuevo diseño tiene forma achatada en su parte inferior, y levas en óptica de aluminio si el vehículo equipa el cambio S tronic. Los pedales y el reposapiés se han realizado en aluminio cepillado.

Los asientos deportivos con los cojines de asiento extraíbles también son de nuevo diseño. Para los tapizados se ofrecen tres variantes. En la primera de ellas, los pronunciados laterales del asiento se tapizan en cuero napa perla y las bandas centrales en tela. La segunda es una combinación de Alcantara perforada y cuero napa perla. Y la tercera es una mezcla de cuero Velvet con cuero napa fina. A petición del cliente Audi ofrece además los asientos deportivos S con reposacabezas integrados y guateado de rombos.

El interior del S3, incluido el revestimiento interior del techo, se ha realizado en negro, con costuras en color contrastado que le dan un toque especial; como alternativa se ofrece la opción Audi design selection bicolor, que combina el negro con el rojo desfile. Los emblemas S se encuentran en las molduras de acceso de las puertas, en el volante, en el pomo de la palanca de cambio/selección y en los instrumentos. El climatizador automático de confort con regulación de dos zonas y el paquete portaobjetos pertenecen al equipamiento de serie del Audi S3.

El equipamiento

En el ámbito del infotainment móvil y de los sistemas de asistencia al conductor, Audi ofrece para el nuevo S3 con carácter opcional todas las soluciones disponibles en la serie. El concepto Audi connect engloba una amplia oferta de servicios online personalizados que conectan al conductor con su entorno y le suministran de un modo rápido y sencillo información importante.

Para el uso de los nuevos servicios Audi ha concebido diferentes componentes de infotainment, a la cabeza de los cuales se encuentra el MMI navigation plus con MMI touch. Este sistema de alta tecnología sorprende por su monitor de siete pulgadas, que además de ser extraplano se despliega eléctricamente, así como por su nuevo concepto de manejo, que integra el MMI touch en el pulsador giratorio. La interfaz Audi Phone Box conecta cómodamente el teléfono móvil al vehículo, y el sistema de sonido de Bang & Olufsen ofrece el más puro placer auditivo en alta fidelidad; los conductores ópticos LED iluminan los altavoces de graves en las puertas.

Los sistemas de asistencia del S3 proceden directamente de la clase superior. La oferta comienza con el adaptive cruise control, que en combinación con el sistema de seguridad Audi pre sense front frena por completo de manera independiente al circular por debajo de los 30 km/h, y pasa por el Audi side assist, el Audi active lane assist y el sistema de reconocimiento de señales de tráfico basado en cámara hasta llegar al asistente de aparcamiento. A ello se suman muchos equipamientos opcionales deportivos y confortables. Entre ellos cabe destacar el adaptive light, también con regulación gradual del alcance de las luces, la llave de confort y el techo de cristal panorámico.



El Audi S3 llega a comienzos de 2013 a los concesionarios. Su precio base en Alemania es de 42.800 euros.

 

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política