Nuevo Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro: gran clase, mínimas emisiones

  • Primer híbrido enchufable con motor diésel y tracción quattro en su categoría.
  • Hasta 56 km de autonomía en modo eléctrico, la mejor cifra de su clase.
  • Máxima eficiencia gracias al sistema de propulsión híbrido.
Audi Q7 e-Tron 3.0 TDI

El Audi Q7 e-tron quattro es el segundo modelo de Audi con un sistema de propulsión híbrido enchufable, y el primero del mundo con este tipo de propulsión que combina un motor diésel de seis cilindros con tracción quattro. Con una potencia de sistema de 373 CV (275 kW) y un par máximo de 700 Nm, acelera de 0 a 100 km/h en sólo 6 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 225 km/h. Sin embargo, su consumo medio homologado en el ciclo NEDC según al normativa vigente para vehículos híbridos enchufables es de 1,7 l/100 km.

Como en todos los modelos híbridos de Audi, el Q7 e-tron quattro también se ha diseñado como un híbrido en paralelo. El motor 3.0 TDI es un V6 de última generación que rinde 258 CV (190 kW) de potencia y un par máximo de 60 Nm. Los soportes de motor activos –una primicia mundial para un motor diésel– eliminan cualquier posible vibración no deseada mediante un contador selectivo de pulsos.

El motor eléctrico con forma de disco, integrado en el cambio tiptronic de ocho velocidades mediante un embrague de acoplamiento, rinde 94 kW de potencia y 350 Nm de par máximo. La transmisión automática destaca por su bajo peso y alta eficiencia. La tracción permanente quattro, también compacta y ligera, transmite la potencia a las cuatro ruedas. En curvas rápidas su diferencial central trabaja en colaboración con el sistema de reparto selectivo de par, que funciona mediante un software inteligente especial.

Autonomía en modo eléctrico de 56 km: el mejor valor de su segmento

La batería de iones de litio del Audi Q7 e-tron quattro está formada por 168 células, y cuenta con refrigeración líquida. Tienen una capacidad de 17,3 kWh, lo que permite una autonomía en modo eléctrico de 56 kilómetros, otro récord en esta categoría. La autonomía total contando con el motor TDI es de 1.410 km.

Otro elemento de eficiencia es el sistema de gestión térmica de serie con bomba de calor integrada, desarrollado especialmente para el Q7 e-tron quattro. Este sistema hace posible que el calor residual de los distintos componentes de accionamiento eléctrico del vehículo pueda aprovecharse para climatizar el habitáculo. Audi es el primer fabricante del mundo que introduce esta tecnología en un vehículo híbrido enchufable de producción en serie, lo que establece nuevos estándares en confort interior, eficiencia de la climatización y autonomía en modo EV. Además de poder calentar el habitáculo con mayor rapidez, el usuario se beneficia de una experiencia de conducción eléctrica de gran alcance.

La nueva tecnología de carga de dos fases instalada en el Q7 e-tron quattro permite utilizar potencias de recarga de hasta 7,2 kW. Dependiendo de la instalación y del cable, en una toma de corriente de tipo industrial la carga completa de la batería se realiza en aproximadamente dos horas y media. Audi ofrece a los clientes una serie de paquetes opcionales y servicios e-tron, que van desde la posibilidad de utilizar energía eléctrica generada a partir de recursos renovables (Audi Energía) a la instalación y el servicio al cliente. Otra solución práctica incluida de serie en los servicios e-tron es Audi connect, que permite funciones como el control de la climatización o la recarga a través del smartphone.

Máxima eficiencia: la gestión híbrida

El sistema de gestión híbrida controla los estados de funcionamiento del Audi Q7 e-tron quattro de forma flexible y con la máxima eficiencia. El conductor puede elegir entre cuatro modos de funcionamiento. En el modo EV se prioriza la propulsión eléctrica, mientras que en el modo híbrido el sistema decide de forma automática el sistema de propulsión más conveniente. El conductor también puede elegir un modo en el que la energía eléctrica almacenada en la batería se reserva para futuras situaciones de conducción, y otro para suministrar carga a la batería mientras se circula con el vehículo.

El Audi Q7 e-tron quattro normalmente inicia la marcha en modo eléctrico. Para que entre en funcionamiento el motor TDI, el conductor tiene que pisar el pedal del acelerador activo –otra innovación de Audi– hasta vencer un cierto nivel de resistencia, que depende de los requisitos del sistema de control. El modo “boost” para máxima aceleración también se activa al vencer un determinado punto de presión en el pedal del acelerador; en este caso, tanto el motor eléctrico como el motor TDI trabajan de forma conjunta.

Audi Q7 e-Tron 3.0 TDI

Cuando el modo híbrido está activo y el cambio tiptronic de 8 velocidades integrado en el motor eléctrico se encuentra en posición “D”, si el conductor levanta el pie del acelerador el Audi Q7 e-tron quattro circula en modo de marcha libre o por inercia, desactivándose el motor TDI y el motor eléctrico. Si funcionando así el Audi Q7 e-tron quattro se aproximase a un vehículo más lento o a los límites de una zona urbana, el sistema de marcha por inercia se desconecta automáticamente para favorecer la recuperación de energía al decelerar. Para determinar la situación del tráfico se utilizan los datos del sistema MMI navigation plus, la cámara de video frontal (si se equipa control de crucero adaptativo) y sensores de radar.

Cuando se conduce con el cambio la posición “S” y en el modo de carga de la batería, el sistema de recuperación de energía comienza a funcionar tan pronto como el conductor levanta el pie del pedal del acelerador. Desde las levas de cambio situadas en el volante, es posible influir de forma progresiva en el grado de recuperación. En la utilización diaria, la mayoría de las veces que es necesario frenar, la reducción de velocidad inicial también se consigue a través del motor eléctrico, y en caso de una deceleración fuerte entra en funcionamiento el sistema convencional de frenos hidráulico.

El sistema MMI navigation plus de serie está relacionado de forma muy estrecha con el sistema de gestión híbrido. Sobre la base de los datos de navegación e información del tráfico en tiempo real, nada más ponerse en marcha el sistema calcula la opción más eficiente de cuatro modalidades posibles para una ruta determinada, incluyendo largas distancias. El asistente predictivo de eficiencia, otra sorprendente tecnología de Audi, permite diseñar una estrategia de funcionamiento del sistema híbrido anticipándose a la conducción.

El asistente predictivo de eficiencia es capaz de suministrar información precisa del entorno, creando una imagen detallada de lo que sucede por delante en la ruta con un alcance de hasta 3 kilómetros, en base a los datos del sistema de navegación, de una cámara de video y del radar. Al aproximarse a una señal de tráfico con límite de velocidad, a señales que marcan la llegada a una ciudad, curvas, rotondas o intersecciones, el sistema emite señales visuales y emite una serie de pulsos en el pedal del acelerador para indicar al conductor que puede dejar de acelerar.

Nuevas tecnologías: comodidad superior y un manejo deportivo

El nuevo Audi Q7 e-tron quattro es un coche con una gran autonomía, deportivo y al mismo tiempo adecuado para el uso diario. La nueva dirección asistida electromecánica es sensible y altamente eficiente. Las suspensiones de nuevo desarrollo, formadas por cinco brazos en ambos ejes, ahorran 60 kilogramos de peso respecto al modelo predecesor, lo que contribuye en gran medida a una excelente dinámica de conducción. El bajo centro de gravedad también juega aquí un papel importante.

Incluso la versión básica del Audi Q7 e-tron quattro rueda de forma suave, mientras que el confort alcanza una dimensión todavía mayor con la suspensión neumática adaptativa opcional, con amortiguadores controlados electrónicamente. El conductor puede regular el modo de operación a través de la unidad del sistema de conducción dinámica Audi drive select, que ofrece hasta siete programas e integra nuevos componentes, como la dirección, el acelerador y el cambio automático.

Como un SUV para el ocio, la familia, el deporte y los negocios, el Audi Q7 e-tron quattro también se mueve sin esfuerzos por terrenos difíciles. Una pantalla que muestra el ángulo de inclinación de la carrocería, el modo off-road para el control electrónico de estabilización ESC, la navegación off-road y el control de descenso de pendientes forman parte del equipamiento de serie.

Potente y sutil: el diseño

El diseño de Audi Q7, con 5,05 metros de longitud, establece un equilibrio entre fuerza y elegancia. Detalles como la parrilla Singleframe escupida, las prominentes paso de rueda o los “blisters” representan el ADN de la marca. Todas las líneas y superficies se han diseñado con precisión, y acentúan la anchura y la sensación de robustez. El diseño envolvente hacia los inclinados pilares D del portón trasero es un rasgo característico en los modelos de la familia Q de Audi.

La parrilla Singleframe, las entradas de aire, las llantas de 19 pulgadas y el difusor trasero cuentan con un diseño específico para el Audi Q7 e-tron quattro. Los faros son tridimensionales, con una luz diurna en forma de doble flecha.

La carrocería tiene un papel decisivo en el bajo peso del Audi Q7 e-tron quattro. Con numerosos componentes realizados en acero conformado en caliente y en aluminio, utiliza el mismo principio de construcción ligera que en el Audi Q7 convencional. El coeficiente aerodinámico es de sólo 0.34.

Audi Q7 e-Tron 3.0 TDI

Diseño elegante y de alta calidad: el interior

El Audi Q7 e-tron quattro ofrece el habitáculo más amplio de su segmento. Los tres asientos traseros pueden desplazarse longitudinalmente, y sus respaldos ajustarse en inclinación. La batería de iones de litio se coloca de forma que permite ahorrar espacio: el maletero tiene una capacidad de 890 litros en su configuración básica, con un máximo de 2.075 litros. De serie, el portón cuenta con accionamiento eléctrico.

Elementos de diseño como el wrap-around –una especia de gran arco que envuelve al conductor y al pasajero delantero–, las inserciones decorativas y los paneles de las salidas de ventilación enfatizan la sensación de espacio interior. El salpicadero cuenta con dos zonas diferenciadas que permite múltiples combinaciones individuales de decoración, y la gama de tapicerías corresponde a la clase del lujo. Numerosos materiales que forman parte de la elegante selección de Audi design son nuevos en la familia Q, con una manufactura sin concesiones, típicamente Audi.

Sistemas de manejo y control: alta tecnología

Una característica destacada del Audi Q7 e-tron quattro es el sistema de instrumentación Audi virtual cockpit, con su pantalla de 12,3 pulgadas de diagonal, capaz de representar toda la información en gráficos de alta calidad. El conductor puede configurar distintos niveles de información, incluyendo indicadores específicos e-tron como el de carga y potencia eléctrica power meter. La gran pantalla permite cambiar a un modo convencional con un tacómetro, o combinarlo simultáneamente con el power meter. Además, el cuadro de instrumentos muestra las pantallas para el flujo de energía, la autonomía restante (con números y gráficos) y el nivel de carga de la batería.

Audi también utiliza la última tecnología procedente de la electrónica de consumo en el área de información y entretenimiento. Su elemento principal es la plataforma de información y entretenimiento modular de segunda generación, que se basa en la enorme potencia de cálculo del chip gráfico Tegra 30 de NVIDIA. El sistema de control es por voz, además del volante multifunción y del terminal MMI de desarrollo completamente nuevo, el MMI touchpad. Opcionalmente Audi integrará el MMI all-in-touch, en el que la pantalla táctil cuenta con retroalimentación háptica.

Audi ha añadido elementos específicos de infotainment para las pantallas en modo eléctrico, como estadísticas de consumo, por ejemplo, junto con una representación gráfica de la autonomía en modo eléctrico en el mapa de navegación. Tanto la recarga como la climatización pueden programarse según las necesidades del conductor, como la hora de salida, de forma que se ahorran recursos y costes.

Los componentes del sistema Audi connect permiten conectar al Audi Q7 e-tron quattro a Internet utilizando el estándar LTE de alta velocidad, otra característica distintiva del gran SUV. Los pasajeros pueden navegar y enviar correos electrónicos a través de sus dispositivos móviles conectados por Wi-Fi, mientras que el conductor puede hacer uso de numerosos nuevos servicios y aplicaciones en el coche. También resultan muy atractivos elementos adicionales como las Audi tablet, que forman parte del sistema de infotainment de las plazas traseras, los sistemas de sonido 3D de Bose y Bang & Olufsen y el nuevo Audi phone box, que incluye sistema de recarga por inducción para teléfonos móviles.

El equipamiento: alto nivel

El Audi Q7 e-tron quattro incluye de serie un equipamiento propio de un modelo de la clase superior. Entre sus características principales se incluye el Audi virtual cockpit, el sistema MMI navigation plus, el asistente predictivo de eficiencia y las llantas de 19 pulgadas. El climatizador automático también es un nuevo equipamiento diseñado a medida. Funciona junto a una bomba de calor que utiliza el calor residual de los componentes de accionamiento eléctrico para el sistema de gestión térmica. Como un importante elemento de cara a la eficiencia, se trata de otra gran innovación en el Audi Q7 e-tron quattro; al permitir un calentamiento más rápido del habitáculo con temperaturas exteriores bajas, la autonomía en modo eléctrico, por ejemplo, aumenta hasta en un 20 por ciento.

Entre las opciones disponibles destacan el sistema head-up display de información proyectada en el parabrisas, los cristales de privacidad y el techo panorámico de cristal, así como los asientos de contorno regulable, climatizados y con función masaje.

El nuevo Audi Q7 e-tron quattro también establece nuevos estándares en lo referido a sistemas de asistencia. Son nuevos, por ejemplo, el sistema anticolisión y los asistentes de tráfico cruzado y de remolque. El control de crucero adaptativo incluye un sistema de asistencia en atascos que toma el control de la dirección a velocidades de hasta 65 km/h si el tráfico está congestionado. En combinación con el asistente predictivo de eficiencia la velocidad se ajusta automáticamente al entrar en zonas urbanizadas, respetando los límites de velocidad, así como en curvas o intersecciones, una vez más utilizando el modo de marcha por inercia.

El Audi Q7 e-tron quattro llegará al mercado en la primavera de 2016.

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política