Citroën C3 Hybrid Air

Citroën mostrará en el Salón del Automóvil de Ginebra un prototipo del Citroën C3 VTi 82 de gasolina con el nuevo motor híbrido aire/gasolina desarrollado por el Grupo PSA Peugeot Citroën, en colaboración con Faurecia y Bosch. Esta cadena de tracción combina una energía tan limpia como es el aire con la gasolina. Sus prestaciones son sorprendentes, consiguiendo un 45% de reducción en consumo y emisiones en conducción en ciudad.

Citroen C3 Hybrid Air Concept

Las cifras hablan por sí mismas. El sistema Hybrid Air, montado en un Citroën C3 como el que se presentará en Ginebra, consume menos de 2,9 l/100Km en ciclo mixto y emite 69 g/Km de CO2, lo que supone un tercio menos que un motor gasolina equivalente.

Y es que la cadena de tracción Hybrid Air supone toda una revolución en el desarrollo de las tecnologías híbridas, al combinar un motor térmico de gasolina con un dispositivo que almacena aire comprimido, asociando con acierto distintas tecnologías ya probadas. Esta innovación destaca por su economía para el bolsillo, tanto por la reducción en el consumo como por sus bajos costes de fabricación y mantenimiento. La versatilidad es otro de sus puntos fuertes, ya que podrá aplicarse a los modelos más económicos, tanto turismos como vehículos comerciales, en un gran número de mercados de todo el mundo. Al contrario que en otros modelos híbridos, no hay una batería eléctrica adicional que suponga una merma de la habitabilidad, por lo que el automóvil no ve reducido su espacio.

Citroen C3 Hybrid Air Concept

Hybrid Air combina el motor de gasolina, el almacenamiento de aire comprimido, un conjunto bomba-motor hidráulico y un cambio automático con tren epicicloidal. Un sistema de gestión inteligente permite alternar eficientemente sus tres modos de funcionamiento (sólo aire, con cero emisiones de CO2, modo gasolina y modo combinado) en perfecta armonía con las necesidades del conductor. Como en cualquier vehículo híbrido, recupera energía en las frenadas y en la deceleración. En el stand de Citroën en Ginebra, se podrá ver una animación con el funcionamiento de esta tecnología.

No es la primera vez que Citroën, pionera en el uso de innovaciones como el filtro de partículas, el Stop&Start o la tecnología híbrida diésel Hybrid4, asocia el aire con la tecnología hidráulica. Esta innovación se apoya en la experiencia de los ingenieros de la marca que, ya en 1955, con el DS, asociaron el aire a baja presión y la hidráulica de alta presión. Esta tecnología permitía asistir y gestionar, al mismo tiempo, la suspensión, la dirección, el sistema de frenado y la caja de cambios semiautomática. En 1958, se construyó un prototipo de 2 CV híbrido que asociaba el aire bajo presión y la hidráulica para reforzar el motor térmico. Este proyecto no llegaría a ver la luz, por falta de mercado y de tecnologías suficientemente adaptadas a la producción en serie.

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política