Jaguar F-TYPE, en el Salón de París

“Jaguar es uno de los fundadores del segmento de los deportivos, con un rico linaje que se extiende a lo largo de más de 75 años y ahora con el F-TYPE hemos vuelto a encender esa llama. Pero el F-TYPE no está diseñado para ser como cualquier otro deportivo. Es un deportivo Jaguar ultra preciso, potente, sensual y, sobre todo, es un ser vivo.”  Adrian Hallmark, Global Brand Director, Jaguar Cars. 

El nuevo Jaguar F-TYPE representa un retorno al mismo corazón de la compañía: un biplaza, deportivo convertible centrado en el rendimiento, la agilidad y la implicación del conductor. El  F-TYPE es la continuación del linaje deportivo que se remonta a más de 75 años e incluye algunos de los vehículos más bellos, apasionantes y atractivos construidos.

Los principios de ingeniería en que se basa el F-TYPE, se centran en el liderazgo de Jaguar en la industria y en su experiencia en el uso del aluminio. Con la más avanzada versión hasta la fecha, de la elogiada arquitectura de aluminio rígido y ligero de Jaguar, el F-TYPE tiene una distribución de peso ideal que permite buscar los límites dinámicos de este apasionante modelo de tracción trasera. Utilizando avanzados programas de ingeniería asistida por ordenador, la atención al detalle que se ha tenido en la creación del F-TYPE llega incluso a extenderse al desarrollo de un nuevo subchasis frontal auxiliar más ligero, hecho también en aluminio.

Jaguar F-TYPE

Para sacar el máximo partido de su avanzada estructura, el F-TYPE dispone de una suspensión delantera y trasera de dobles triángulos superpuestos realizada en aluminio, así como de una dirección de cremallera muy directa que asegura una rápida y definitiva capacidad de respuesta. La arquitectura de aluminio ha sido optimizada para proporcionar la mayor rigidez posible, con mejoras cifradas en más del 30% , en áreas claves comparándola con cualquier otra aplicación de Jaguar.

En el momento de su lanzamiento habrá tres versiones disponibles: F-TYPE, F-TYPE S y F-TYPE V8 S. Cada una de ellas se distingue por la potencia de su motor de gasolina sobrealimentado, además todos los motores disponen del Sistema Inteligente de Jaguar Stop/Start para maximizar la eficiencia.

Un nuevo 3.0 litros V6, desarrollado a partir del elogiado 5.0 litros V8 de Jaguar, está disponible con 340 CV para el F-TYPE y con 380 CV en el F-TYPE S. Ambos tienen la misma facilidad para subir de vueltas, con una predisposición que anima al conductor entusiasta a explorar la capacidad de los motores en toda su extensión.

A los modelos V6 se suma un miembro de la familia de los motores Jaguar V8 recientemente desarrollado. Con una potencia máxima de 495 CV y 625 Nm,  el F-TYPE V8 S, tiene una asombrosa relación par/peso de 375 Nm/tonelada, acelera de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y ofrece una velocidad máxima limitada electrónicamente de 300 km/h, mientras que emite solo 259 g/km de CO2.

El F-TYPE S V6 de 380 CV, hace el sprint de 0-100 km/h en 4,9 segundos, y tiene una velocidad máxima limitada electrónicamente de 275 km/h, con emisiones de CO2 de 213 g/km.

Por su parte, el F-TYPE V6 de 340 CV acelera a de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente de 260 km/h, mientras que las emisiones se quedan en tan solo 209 g/km de CO2. 

Un sistema de escape activo, de serie en los modelos S y V8 S, agrega otra dimensión a la plena implicación del conductor. Las válvulas en el sistema de escape se abren bajo carga desde 3.000 rpm, lo que permite al sonido del sistema de escape realizar un emocionante crescendo hacia la línea roja del cuentarrevoluciones.

La transmisión automática Quickshift de ocho velocidades del F-TYPE cuenta con una caja de relación cerrada y desarrollos deportivos, proporcionando mayor control y disfrute al conductor. El modelo con motor V6 S también incluye la función Dynamic Launch, que optimiza la aceleración saliendo desde parado.

La perspectiva de futuro de la compañía se resume en un firme lenguaje de diseño, que deliberadamente desafía las ideas preconcebidas. Los Jaguar siempre se han distinguido por su sinuosa y musculosa simplicidad, y el F-TYPE no es una excepción, ya que cuenta con unas formas definidas por dos líneas maestras que moldean las aletas delantera y trasera.

Inspirándose en el Concept C-X16, presentado en 2011, el frontal del F-TYPE ofrece una nueva y audaz interpretación de la angulosa parrilla de Jaguar, de la que brota el poderoso capó tipo concha con su distintivo y prominente musculatura. Una de las ya citadas líneas maestras comienza en el frontal, diseccionando las branquias de tiburón a cada lado de la parrilla, antes de llevar la vista hacia la parte superior de la aleta delantera. Éstas quedan acentuadas por los faros bi-xenón y las luces de diurnas LED integradas, continuando por las puertas y hacia la parte trasera del vehículo, donde desaparecen con elegancia.

Jaguar F-TYPE

En ese punto cobra protagonismo la segunda línea maestra, que se expande para moldear el musculoso tren trasero, antes de hacer un amplio y espectacular recorrido por la parte posterior de perfil bajo, algo que es posible gracias a la inclusión de un alerón trasero activo que se despliega a gran velocidad, para reducir hasta en 120 kg el efecto ascensional. Las luces traseras de LED crean un nuevo estilo deportivo de Jaguar, al reinterpretar las señas clásicas del pasado, al tiempo que enfatizan la potente presencia del vehículo y el potencial deportivo de su tracción trasera, al envolver el borde de los pasos de rueda posteriores. 

El énfasis en la implicación del conductor y el rendimiento deportivo del F-TYPE quedan reforzados por el diseño asimétrico "uno más uno" del habitáculo. Prueba de ello es el asidero que se extiende hacia abajo de la consola central en el lado del pasajero, remarcándola desde la posición del conductor. El uso de diferentes materiales a ambos lados del habitáculo aporta una diferenciación adicional, con un acabado más técnico en el lado del conductor.

Inspirados en las cabinas de los aviones de combate, los controles están  ergonómicamente diseñados de acuerdo a su función. El selector del cambio SportShift, que controla la transmisión de ocho velocidades, también está inspirado en la aeronáutica. Las rejillas de ventilación en la parte superior del panel de instrumentos, sólo se desplegarán cuando así lo requiera el conductor o mediante sofisticados algoritmos de control del propio sistema de climatización, permaneciendo discretamente ocultos a la vista en cualquier otra circunstancia.

“Con el F-TYPE, el equipo de ingeniería de Jaguar se ha centrado en ofrecer un mayor placer de conducción deportiva. Para hacer esto realidad, todos los ingenieros han tenido objetivos muy difíciles de alcanzar: cada uno de esos objetivos se ha cumplido y, en muchos casos, se han superado, por lo que el F-TYPE es un modelo que ofrece precisamente los principales atributos deportivos que pretendíamos.”  Ian Hoban, Vehicle Line Director, Jaguar.

 

ESTRUCTURA

La experiencia de Jaguar en estructuras de aluminio, fue esencial a la hora de hacer del F-TYPE el vehículo tan especial que es. Siendo pioneros en el uso del aluminio para fabricar monocascos de vehículos de gran serie, los ingenieros de Jaguar han podido aplicar más de una década de experiencia en este tipo de fabricación, para lograr el doble objetivo establecido para el F-TYPE: bajo peso y una carrocería extremadamente rígida.

La clave para ello fue el desarrollo de la tecnología de aleación de Jaguar, para ofrecer una mayor rigidez estructural y, al tiempo, reducir el peso. AC300, una aleación de deformación y rotura programada de la serie 6000, ha sido perfeccionada específicamente para su aplicación en el F-TYPE, con el objetivo de proporcionar niveles de resistencia comparables a los de la actual plataforma de alto rendimiento del XK, para el que fue desarrollado por primera vez, al tiempo que ofrece un ahorro considerable de peso.

Como resultado, el monocasco del F-TYPE pesa sólo 261 kg. Esto aporta  ventajas obvias en términos globales de agilidad de dirección, aceleración, frenada, economía de combustible y emisiones. La concentración del peso entre los dos ejes, reduciendo al mínimo los voladizos delanteros y traseros, también proporciona al vehículo una estabilidad natural para inspirar aún más confianza al conductor. El puesto de mando del F-TYPE está situado 20 mm más bajo que en el elogiado XKR-S, bajando el centro de gravedad y permitiendo al conductor sentirse en armonía con el coche.

Además de la aleación estructural, Jaguar ha desarrollado otra aleación externa para obtener el lenguaje de diseño deseado. Esta aleación AC600 ofrece la misma robustez y calidad de acabado que la que se utiliza en el XK, pero con mucha mayor capacidad de conformación proporcionando una mayor claridad y tensión en las nervaduras y unas líneas más características en la carrocería.

Esto permitió, por ejemplo, reducir las nervaduras en más del 50%, hasta sólo 8 mm, para facilitar a los ingenieros reproducir las líneas maestras de la carrocería, exactamente como los diseñadores habían previsto. Increíblemente, el bello capó en forma de concha, característico de este exótico automóvil y desde donde arranca la línea maestra frontal, está estampado de una sola pieza, utilizando para ello una prensa de 1.000 toneladas.

Jaguar también ha desarrollado nuevas técnicas para alcanzar la coherencia entre diseño e ingeniería esperada para el F-TYPE. Un ejemplo de esto es el uso de un proceso conocido como 'moldeado caliente', con el fin de realizar el prensado interior de las puertas. Demasiado complejo para ser logrado a través del proceso de estampación ordinario con el metal frío, los ingenieros de Jaguar han desarrollado el primer método en la industria en el que se calienta el metal a 260 ° C antes de ser prensado. Así se obtienen la forma y la estructura deseada con un único prensado más amplio, en lugar de una serie de prensados más pequeños que podrían añadir peso.

Otros ahorros de peso se han logrado también en determinadas áreas clave, utilizando una serie de técnicas diferentes. Con la optimización del diseño del bastidor y la carrocería en bruto, se logró una reducción global de 35 kg, mientras que la obsesiva atención por los detalles, logró reducir 2 kg del parabrisas, otro tanto del sistema de refrigeración y lo mismo del sistema de inducción. Los soportes del motor y el travesaño del paragolpes también contribuyeron cada uno con un ahorro de 5 kg, mientras que la optimización del sistema de propulsión añadió otros 8 kg menos. Igualmente, el nuevo subchasis delantero de aleación ahorra más de 5 kg en comparación con otro equivalente de acero.

El F-TYPE también cuenta con mayor cantidad de materiales compuestos que cualquier otro modelo anterior de Jaguar, con estructuras de deformación programada bajo los umbrales y la tapa del maletero, construidos a partir de materiales plásticos de alta resistencia. Otros 12 kg de ahorro de peso en la construcción del F-TYPE se lograron en el capo, mientras que nada menos que 24 kg, se redujeron mediante la optimización de la construcción y montaje de los asientos. Como resultado, el F-TYPE pesa sólo 1.597 kg.

El aluminio constituye una parte sustancial del compromiso de Jaguar con la sostenibilidad, de manera que más de la mitad del material empleado en el modelo proviene de metal reciclado. Además, la estructura del F-TYPE es única en su género, remachada y pegada en un proceso de fabricación, que emite hasta un 80 por ciento menos de CO2 en comparación con la soldadura de una estructura de acero comparable. Jaguar también está ampliando su cadena de reciclaje para sus proveedores, asegurando que todos los recortes de metal del proceso de fabricación se reutilizan.

 

RENDIMIENTO

El F-TYPE constituye el escaparate perfecto para mostrar la próxima generación de motores Jaguar de gasolina sobrealimentados, que combinan cifras específicas de potencia y par muy elevadas, con grandes aumentos en eficiencia.

En el F-TYPE S hay un nuevo motor 3.0 litros V6 Sobrealimentado de 380 CV y 460 Nm, que acaba de ser introducido en las berlinas XJ y XF 2013 MY, con 340 CV y 450 Nm. Precisamente este motor de 340 CV es el que se ofrece en el F-TYPE. Tomando como base el elogiado V8 de 5.0 litros, ahora en su tercera generación, el V6 comparte la construcción en aleación, con el ligero bloque de fundición reforzado con pernos cruzados en las tapas de los cojinetes principales, para aumentar la rigidez y el refinamiento.

Las culatas de cuatro válvulas por cilindro se construyen a partir de aluminio reciclado, con las válvulas controladas por un doble sistema de distribución variable independiente, activado por los pares positivos y negativos, generados por el propio movimiento de las válvulas de admisión y de escape. Con tasas de actuación de más de 150 grados por segundo, el sistema de distribución optimiza la potencia, el par y la economía, al tiempo que otorga al V6 una respuesta de carácter claramente instantánea y receptiva, alentando al conductor a hacer un uso completo de toda la gama de revoluciones.

Lateral del Jaguar F-TYPE

Esta entrega de potencia inmediata e ininterrumpida se hace posible mediante el uso de la pulverización de la gasolina guiada por inyección directa. Esto proporciona cantidades precisamente medidas de combustible directamente en el centro de las cámaras de combustión, inyectadas a presiones de hasta 150 bar, creando una mezcla aire/combustible más homogénea, para conseguir una combustión más limpia y eficiente.

A ello contribuyen las bujías, que están precisamente orientadas tanto en relación al inyector, como a la cámara de combustión. La relación de compresión también aumenta, pasando de 9,5:1 en el V8 sobrealimentado a 10.5:1, mejorando aún más la economía de combustible y reduciendo las emisiones de CO2.

Un compresor de última generación tipo Roots de doble vértices, montado en el interior de la "V" del motor, es la clave de la elevada eficiencia y potencia específica del 3.0 V6 Sobrealimentado. El uso del compresor evita pérdidas por bombeo, causadas por el aumento de la presión de retorno típico de los motores turbo de mayor capacidad, mejorando la eficiencia y la rapidez de respuesta. Más compacto que el compresor que se utiliza en el V8, un intercooler refrigerado por agua, reduce también la temperatura del aire de admisión, para optimizar la potencia y la eficiencia.

El control de soplado del compresor es supervisado por el nuevo software Bosch de gestión del motor, optimizando la eficiencia. La recuperación de 80 a 120 km/h en 3,3 segundos del Jaguar F-TYPE de 340 CV, enfatiza las prestaciones del vehículo: aceleración de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y a una velocidad máxima limitada electrónicamente de 260 km/h.

En su versión de 380 CV, el 3.0 V6 Sobrealimentado consigue la mayor potencia específica de cualquier motor Jaguar hasta la fecha: 127 CV por litro. El F-TYPE S pasa de 80 a 120 km/h en 3,1 segundos, complementando su aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y su velocidad máxima de 275 km/h, limitada electrónicamente. El F-TYPE y el F-TYPE S ofrecen cifras de emisiones de CO2 de 209 g/km y 213 g/km, respectivamente.

El tope de la gama F-TYPE es el S V8, alimentado por una nueva variante del motor 5.0 V8 sobrealimentado de Jaguar ajustado para proporcionar 495 CV y 625 Nm de par en esta versión más pequeña, ligera y ágil. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos, ofrecer una velocidad máxima limitada electrónicamente de 300 km/h, y pasar de 80 a 120 km/h en apenas 2,5 segundos. Las emisiones de CO2 son de 259 g/km.

“Nuestros motores V6 y V8 sobrealimentados se adaptan perfectamente a la naturaleza deportiva del F-TYPE, con fabulosas cifras de potencia y par específicos. Unida a esos motores, la transmisión "Quickshift” de ocho velocidades, con sus relaciones muy cerradas, es el socio perfecto para ofrecer las prestaciones de un deportivo.”  Tim Clark, Technical Specialist for Performance and Driveability Attributes, de Jaguar.

 

Escape Activo

Los modelos S, tanto el V6 como el V8, están equipados de serie con un sistema de escape activo (que es opcional en el modelo de 340 CV). Este sistema lleva el excitante sonido emitido por el F-TYPE a nuevos niveles. Utilizando una serie de válvulas de derivación controladas electrónicamente, situadas en la sección final del escape, que se abren al acelerar con decisión, para mejorar la calidad de sonido, alterando el recorrido de los gases de escape, que fluyen de manera más directa a través de este nuevo recorrido.

Cuidadosamente desarrollado y con más de 85 variaciones sonoras posibles, el Escape Activo del nuevo Jaguar F-TYPE ofrece un sonido auténtico y rico, desarrollando un aullido "in crescendo" a medida que se alcanza el límite superior de la gama de revoluciones. Además de la apertura de las válvulas de derivación bajo carga, éstas pueden abrirse a tiempo completo seleccionando el Dynamic Mode, que también optimiza la respuesta del acelerador, del cambio de marchas, de la dirección y de la suspensión, o cerrarse por medio de un botón de anulación opcional.

Para que el conductor obtenga el máximo beneficio del sistema, la sintonización acústica en la parte trasera del modelo, permite que llegue con mayor nitidez el sonido del escape al habitáculo. Un sistema de retroalimentación de admisión, que permite al conductor experimentar también lo que está ocurriendo en el colector de admisión, que es particularmente emocionante, al combinarlo con el aullido del compresor cuando empieza a ganar velocidad.

 

Transmisión ‘Quickshift’ de Ocho Velocidades

Con ocho velocidades de relación cerrada y desarrollos deportivos en la transmisión ‘Quickshift’, el conductor del F-TYPE puede explotar en su totalidad todo el rango de revoluciones, y asegurarse de que el motor permanece en la banda óptima de potencia con cada cambio de marchas. Esta transmisión ha sido específicamente optimizada por los ingenieros de Jaguar para su utilización en un deportivo, para priorizar la aceleración a lo largo de todo el margen de revoluciones y en cualquier marcha.

Con el fin de hacer que cada cambio de marcha sea lo más instantáneo posible, todo el conjunto motriz del F-TYPE, incluyendo hasta las huellas de contacto del neumático, está puesto a punto para lograr una rigidez óptima y permitir así, que la entrega de par transitorio se realice de manera mucho más rápida, lo que significa que el motor responde de forma más viva y precisa a las demandas hechas por el acelerador. Además, una vez que la transmisión ha cambiado a segunda, un embrague de bloqueo, elimina el convertidor de par de la ecuación, creando un acoplamiento mecánico directo entre el motor y las ruedas traseras motrices.

El sentido de la conexión se extiende a los propios cambios de marchas, que se han hecho significativamente más cortos y más inmediatos, el sistema conocido como "Quickshift“. Esto se ha logrado a través de un preciso y rápido aporte de par motor, justo en el instante en que se sube de marcha. Con ello se crea un sonido del cambio mucho más corto y nítido, al tiempo que se utiliza la propia inercia del motor para ofrecer una sensación de aceleración positiva durante el cambio de marchas.

Los parámetros de funcionamiento de la transmisión vienen predeterminados por la estrategia del cambio adaptativo, que tiene 25 programas diferentes disponibles, dependiendo del estilo de conducción y las condiciones de la carretera. La transmisión puede detectar el estilo de conducción analizando la aceleración y la frenada, las fuerzas experimentadas en curva, la posición del freno y del acelerador, el perfil de la carretera, si estamos haciendo un "kickdown" e, incluso, si el vehículo está siendo conducido cuesta arriba o cuesta abajo. Al detectar un estilo de conducción más dinámico, la transmisión hará automáticamente los cambios de marcha más agresivos y pasará a la relación inmediatamente inferior a un régimen superior.

La transmisión también cuenta con una serie de funciones específicamente relacionadas con la forma entusiasta en que se conducirá el F-TYPE. Con el fin de mantener la estabilidad del modelo al reducir de marcha, la transmisión dará instrucciones al sistema de gestión del motor para, automáticamente, dar un toque de gas y hacer que coincida con las revoluciones del motor. Esta función también permite a la transmisión realizar cambios descendentes múltiples y muy rápidos durante una frenada brusca.

Si los sensores de aceleración lateral detectan que el vehículo está abordando un viraje, la transmisión mantendrá la marcha correcta para salir mejor. La transmisión también será capaz de adivinar si el coche está realizando una serie de maniobras de adelantamiento que precisan rápidos cambios en la posición del acelerador y, en vez de subir de marcha, conservará la relación más corta para asegurar una buena respuesta ante la próxima demanda de aceleración.

El conductor puede hacer un uso manual de la transmisión en cualquier momento mediante las levas del volante o utilizando la palanca de cambios SportShift. Desplazando este último selector a la izquierda, se accede al modo Manual desde el que, empujando la palanca hacia atrás se reduce, y tirando de ella hacia delante se sube de marcha. Si hemos seleccionado el Dynamic Mode mediante el Jaguar Drive Control, el cambio no subirá de marcha automáticamente al llegar a la línea roja y, al contrario, solo reducirá de marcha para evitar que el motor se cale, dejando así todo el control en manos del conductor.

 

Dynamic Launch Mode 

El F-TYPE S ofrece un sistema adicional para optimizar la aceleración desde parado: el  Dynamic Launch Mode. Con el vehículo parado, el conductor pisa el freno y acelera simultáneamente para subir de vueltas el motor hasta que aparece un mensaje en el panel de instrumentos que dice ‘Dynamic Launch Ready’. Entonces, el conductor tan solo tiene que soltar el pedal del freno, pisar a fondo el acelerador y el coche se encargará del resto, optimizando la aceleración.

 

Diferenciales de Deslizamiento Limitado

El F-TYPE S tiene de serie un diferencial de deslizamiento limitado de tipo mecánico. Este tipo de diferencial fue elegido por su aptitud y autenticidad para un deportivo de propulsión trasera, ya que ofrece al conductor la oportunidad de explorar el excelente equilibrio del modelo y sobrepasar los límites de su adherencia de una manera progresiva y con tacto, experimentando un elevado placer de conducir.

En el V8 S ofrece de serie un diferencial activo controlado electrónicamente para limitar el patinaje de las ruedas, optimizar la tracción y ofrecer un control incluso superior. El diferencial activo de Jaguar está operado por un motor eléctrico que actúa sobre un embrague multidisco, el cual puede transferir par a la rueda con mayor adherencia. Con un funcionamiento completamente automático, el sistema puede aplicar un bloqueo total de manera casi instantánea. Trabajando en coordinación con los controles de estabilidad y tracción, y también con el sistema ABS, permite un sutil control de la entrega de potencia y siempre optimiza la adherencia disponible.

 

Sistema de Frenado

Las tres versiones del F-TYPE ofrecen sistemas de frenado cada vez más poderosos y eficaces, todos con la mordiente deportiva esperada de un Jaguar y los altos niveles de respuesta necesarios para una precisa modulación del pedal.

El Sistema Jaguar Performance que incluye el F-TYPE de 340 CV tiene discos de 354 mm de diámetro delante y de 325 mm detrás, con pinzas plateadas. El Sistema Jaguar High Performance del F-TYPE S cuenta con discos de mayor tamaño delante (380 mm) y las pinzas pueden ser de color rojo o negro para enfatizar la imagen deportiva del vehículo. 

Por su parte, el F-TYPE V8 S recurre al Sistema Súper High Performance que incluye el equipo de discos de mayor tamaño jamás montado en un Jaguar de producción en serie, 380 mm delante y 376 mm detrás, con pinzas pintadas en color rojo o negro. Todas las versiones llevan de serie ABS, distribución electrónica de la fuerza de frenado y asistencia a la frenada de emergencia. 

El uso de simulación dinámica de fluidos CFD (Computational Fluid Dynamics) permitió a los ingenieros de Jaguar optimizar la refrigeración de los frenos, con aire frío canalizado hacia los discos de freno a través de las tomas de aire, que flanquean la parrilla frontal mediante el empleo de componentes de la suspensión moldeados aerodinámicamente, para dirigir el flujo de aire por debajo del vehículo.

 

Sistema Inteligente Stop/Start

El nuevo F-TYPE también incorpora de serie el sistema Inteligente Stop/Start Inteligente de Jaguar, que apaga el motor automáticamente cuando el vehículo se para y el conductor pisa el pedal de freno. Cuando se deja de pisar el pedal de freno, el sistema es capaz de poner de nuevo el motor en marcha en menos tiempo del que emplea el conductor en pasar el pie del freno al acelerador. La rapidez de funcionamiento del sistema de doble solenoide también hace posible una función de ‘cambio de intenciones’, volviendo a hacer que el motor suba de vueltas incluso en pleno proceso de apagado si, por ejemplo, el coche está a punto de pararse al llegar a un cruce y el conductor ve la oportunidad de acelerar y sumarse al resto del tráfico. Este sistema anuncia beneficios en términos de ahorro de combustible y menores emisiones de hasta un 5 %. 

 

DINÁMICA 

El esfuerzo de ingeniería ejercido en el desarrollo de la parte inferior de la carrocería de aluminio del F-TYPE ha asegurado la mejor base posible para ofrecer la sensación de conexión con el asfalto, la agilidad en carretera y la gratificante experiencia de conducción que se espera de un deportivo Jaguar. La respuesta de la dirección, del cambio de marchas, del acelerador, de los frenos y la suspensión ha sido cuidadosamente perfeccionada para lograr la mayor precisión, complicidad y coordinación posibles

“Esencialmente, un gran deportivo es un vehículo que deseas conducir siempre con ilusión porque es divertido, y el F-TYPE sin duda lo es. Hemos trabajado duro para asegurarnos de que la respuesta de la dirección, del acelerador y de los frenos es absolutamente instantánea, una tarea que ha resultado mucho más sencilla gracias a la estructura rígida de aluminio que constituye la base del modelo. ¡Es preciso y excitante, un deportivo que querrás utilizar por el simple placer de conducir, y eso suena fantástico!” Mike Cross, Chief Engineer, Vehicle Integrity, Jaguar.

La nueva estructura de aleación empleada en la fabricación del F-TYPE consigue aumentar de manera significativa la rigidez, lo que a su vez proporciona la mejor plataforma posible para emplear una suspensión ajustada con precisión y ofrecer una sensación sin igual de complicidad con el conductor.

Trasera del Jaguar F-TYPE

La rigidez torsional global del F-TYPE es un 10 % superior a la del elogiado XKR-S de aluminio, pero lo que tiene mayor importancia son los incrementos obtenidos en determinados puntos  concretos. Empleando programas específicos de ingeniería asistida por ordenador se han logrado mejoras de hasta un 30 % de rigidez lateral en áreas clave como los anclajes de la suspensión delantera. Cuanto más rígida sea la estructura, con mayor precisión se puede ajustar la suspensión para optimizar el guiado de los trenes rodantes y, por tanto, la agilidad, la fidelidad de respuesta y la conexión con la carretera.

Con ese aspecto firmemente unido al suelo que otorgan sus cuatro ruedas cerca de cada esquina del vehículo, y para acrecentar la estabilidad y la absoluta sensación de complicidad con el conductor, el F-TYPE lleva suspensiones de dobles triángulos superpuestos, con una distancia entre ejes de 2.622 mm y unas vías delantera y trasera de 1.585 mm y 1.627 mm, respectivamente.

Reducir los voladizos delanteros y traseros también ayuda a concentrar la masa entre ambos ejes, minimizando el momento de inercia y haciendo que el vehículo gire de forma más inmediata. Para sacar aún mayor partido, los ingenieros de Jaguar prestaron especial atención a la optimización del reparto de pesos. Una muestra de esta obsesión por equilibrar el peso es el hecho de que no solo la batería, sino también elementos como el depósito del liquido limpiaparabrisas, van situados en el maletero en vez de bajo el capó.

La dirección constituye el nexo de comunicación más inmediato y evidente entre el vehículo y el conductor. Para maximizar la sensación de estar interconectados, el F-TYPE incorpora un subchasis delantero de aleación que reduce el peso del extremo frontal del coche, mientras que una mangueta frontal más rígida, también de aluminio, proporciona la mayor precisión en la respuesta de la dirección y en el tacto que percibe el conductor. Esto ha permitido el montaje de la dirección de cremallera más rápida jamás vista en un Jaguar. Con ello se ofrece una respuesta excelente, al tiempo que se consigue que el conductor esté fielmente informado en todo momento de lo que están haciendo exactamente las ruedas delanteras. 

Cada Jaguar ha sido desarrollado y puesto a punto para lograr un equilibrio sin igual entre eficacia y confort. En el F-TYPE ese equilibrio tiende naturalmente hacia la eficacia, pero nunca se permite degradar el confort. El Modo Dinámico instalado en el F-TYPE permite al conductor, con sólo pulsar un botón, subrayar aún más el carácter deportivo del deportivo. Lo hace sensibilizando la respuesta del acelerador, aumentando la inmediatez de la dirección, realizando los cambios de marcha de forma más rápida y a un régimen de vueltas superior,  permitiendo un mayor nivel de deslizamiento antes de que intervenga el control de estabilidad. Al seleccionar el Modo Dinámico también se impide reducir de forma automática cuando la caja de cambios se utiliza manualmente.

Además, el F-TYPE S y el V8 S están equipados con el Sistema Adaptive Dynamics, que controla activamente el movimiento vertical de la carrocería, el cabeceo y la inclinación. El sistema analiza continuamente las acciones del conductor y la actitud del F-TYPE en la carretera, ajustando en consecuencia hasta 500 veces por segundo el tarado de amortiguación para optimizar la estabilidad y la agilidad. La presencia del Sistema Adaptive Dynamics también permite que el F-TYPE S y el V8 S ofrezcan un comportamiento dinámico con una mayor funcionalidad para una conducción incluso más decidida, pues en estos modelos también ofrece un control mejorado de la carrocería a través de tarados de amortiguación más firmes.

También por primera vez en un Jaguar se ofrece la opción Configurable Dynamics. Esta permite al conductor seleccionar qué elementos concretos del Dynamic Mode desea y cuales no; por ejemplo, la dirección y la respuesta del acelerador pueden ponerse en el modo más deportivo, pero se puede mantener el confort de suspensión en el Modo Normal. 

Configurable Dynamics añade también otra nueva función a la pantalla táctil central, destinada al uso en circuito del modelo. El sistema nos permite grabar una vuelta y registrar tiempos parciales, además de proporcionar información de la telemetría del acelerador, de los frenos e, incluso, de las fuerzas G generadas.

 

LA EXPERIENCIA DE CONDUCCIÓN

“Queríamos que la experiencia al sentarse en un F-TYPE fuera excitante. La cabina del piloto de un deportivo debe ser un sitio personal y por ello nos propusimos dar la sensación de que las superficies caen hacia abajo y luego envuelven al conductor".

"Lo que hemos hecho es darle el espíritu y la sensación de haber hecho lo que quieres hacer en lugar de lo que se espera de ti. Cuanto más organizado está este mundo, tanto más importante es esto.”  Ian Callum, Director of Design, Jaguar.

La intención del F-TYPE es evidente desde el momento en que se abre la puerta. La arquitectura del habitáculo refleja su papel como deportivo 'uno más uno', centrado en el conductor y su interacción con los componentes electrónicos y mecánicos, que se unen para crear una experiencia mucho mayor que la suma de sus partes.

El objetivo era crear una envolvente cabina para el conductor, con todos los controles dispuestos a mano de forma natural y lógicamente agrupados, de modo que no haya distracciones en la conducción. Existe una división clara entre los lados del conductor y los del acompañante, creada en primera instancia por el tirador que se extiende hacia abajo desde la parte superior de la consola central y envuelve por detrás los botones del Dynamic Mode y el selector SportShift, enviando un mensaje claro de que ambos son controles del conductor. La palanca, por supuesto, también sirve como una señal para el pasajero de que sus "intenciones  de conducir" debe  conservarlas para otra ocasión…

Dicha diferenciación va un poco más allá del uso de diferentes acabados en la zona del conductor, con materiales más técnicos en la parte superior del panel de instrumentos y la consola central, comparando la zona del conductor con el lado del pasajero. En el S y V8 S, los controles principales, el botón de arranque del motor, las levas del volante y el mando  del Dynamic Mode, destacan en un acabado naranja Ignis, similar al que se utiliza en las marcas de relojes de buceo profesionales.

El pequeño volante de tres radios está también disponible en acabado de piel o Alcántara. El volante enmarca un par de instrumentos analógicos, un elemento distintivo de Jaguar, con los números del cuentarrevoluciones más grande y de tipografía más audaz que los del velocímetro, para aportar un sutil estímulo al conductor para explotar el rendimiento del motor al máximo. Una pantalla TFT, ubicada entre las dos esferas, ofrece más información para el conductor en caso necesario.

Jaguar fue pionera en el uso de pantalla táctil para el control de la mayoría de las funciones de sus coches, pero con el F-TYPE era importante que hubiera más funciones físicas y puntos de contacto para el conductor. Las funciones de calefacción y refrigeración se han separado de la pantalla táctil y ahora tienen controles físicos debajo de ella.

Unos diales giratorios controlan la temperatura de cada lado del vehículo y tienen una pantalla en su centro para indicar la temperatura y el estado. Esto también permite a los controles cumplir un doble propósito en los modelos equipados con asientos térmicos: pulsando los controles giratorios se altera su funcionalidad, lo que les permite controlar la temperatura del asiento. Una fila de interruptores de palanca por debajo de los diales recuerda a los deportivos de Jaguar del pasado y controlan las funciones adicionales de la climatización. ​​ 

Un ejemplo adicional del entorno de conducción puro del F-TYPE se debe al innovador sistema de ventilación, que cuenta con salidas de aireación desplegables en la parte superior de la consola central. Gobernadas por algoritmos programados dentro del sistema de control de temperatura, estas salidas de aireación están ocultas hasta que se requiere su puesta en funcionamiento para proporcionar una rápida regulación de la temperatura, momento en el que se elevan desde la parte superior de la consola central.

Al igual que sucede con todos los Jaguar, el F-TYPE está lujosamente acabado, pero la paleta combinable de colores es deliberadamente sobria y técnica para asegurar que nada distrae el ambiente y la experiencia de conducción. Los interruptores están acabados en mate, de tacto negro suave con marcas blancas para su máxima legibilidad mientras que los detalles  destacan en cromo satinado y aluminio oscuro, tonos mucho más apagados. Haciendo hincapié en sus mayores pretensiones, los dos modelos "S" cuentan con acabados más oscuros que el V6 estándar.

De serie lleva asientos deportivos con ajuste eléctrico de inclinación y altura, más control longitudinal manual (para ahorrar peso). Se pueden pedir opcionalmente los asientos Performance con laterales más prominentes que garantizan un mayor apoyo lateral en curvas de alta velocidad. Ambos tipos de asientos pueden solicitarse con toda clase de ajustes eléctricos que incluyan ajuste lumbar y lateral.

Hay tres sistemas de audio disponibles para el F-TYPE, dos de los cuales provienen de la reconocida marca británica Meridian. Estos ofrecen 10 o 12 altavoces con 380W y 770W, respectivamente. Los sistemas Meridian se benefician de la amplia experiencia de la compañía en procesamiento de señales digitales, para crear una reproducción de sonido inigualable. El tope de gama es un Sistema Trifield, también propiedad de Meridian, el cual sitúa a los ocupantes en el mismo centro de su propia sala de sonido.

 

DISEÑO EXTERIOR

La estética es fundamental para Jaguar y, como tal, el F-TYPE es rápidamente reconocible.

El dinámico mensaje visual comienza con la formidable rejilla, que toma la forma establecida por las berlinas XF y XJ de Jaguar, y le da nueva forma para crear unas nuevas señas de identidad para un deportivo, como se puede ver en el impresionante Concept del C-X16. La forma de la parrilla es más suave y más amplia y se inclina ligeramente hacia adelante para crear una apariencia de movimiento incluso cuando el vehículo está parado. La malla en las rejillas de la parrilla tiene un nuevo diseño hexagonal que da una mayor profundidad en comparación con el motivo diagonal anterior.

La parrilla está flanqueada por dos tomas de aire gemelas tipo "branquias de tiburón", cuyo fin es generar el mayor impacto visual posible y asegurarse de que el F-TYPE es reconocido inmediatamente cuando se acerca por el espejo retrovisor. Es a partir de estas tomas de aire y de la parrilla que la forma como la esencia del modelo empieza a tomar cuerpo. El capó tipo concha realizado de una sola pieza se remonta desde el borde delantero de la parrilla, e incorpora la típica protuberancia de Jaguar y la doble rejilla de ventilación.

La división de cada una de esas tomas de aire frontales, en forma de branquia de tiburón, marcan el inicio de una de las líneas maestras que definen, en tan sólo dos golpes audaces, tanto la vista de perfil como la planta del nuevo F-TYPE. Esta línea maestra sube por la branquia y forma un agudo pliegue en la parte superior del perfil de la aleta delantera, la cual, cuando se ve desde el asiento del conductor, no sólo proporciona una indicación visual de la potencia del motor que hay bajo el capó, sino que además permite colocar con más precisión el vehículo en una curva.

"Cada aspecto de un deportivo, dimensionalmente, nos permite crear algo que es visualmente emocionante; tan visceral como físico. Para mí, la definición del diseño de un modelo deportivo está descrita por la intención, envolviendo a los ocupantes y los componentes mecánicos en el paquete más emocionante, hermoso y sensual posible, sin superficies o adornos innecesarios."

“Una pieza de diseño debe contar una historia y es por eso que todas las líneas del F-TYPE tiene un comienzo, una dirección y una conclusión. Si se aborda cada línea individualmente y se hace de la manera más correcta posible estéticamente, y se manteniendo las proporciones adecuadas, resistirá con el paso del tiempo.”  Ian Callum, Director of Design, Jaguar Cars.

La importancia de esta línea maestra está subrayada por el diseño de los faros que, mediante su ejecución vertical en lugar de horizontal, conduce la vista de manera natural por el pliegue en lugar de interrumpirlo. Este es uno de los ejemplos en los que la tecnología ha facilitado el lenguaje de diseño del F-TYPE,  la compacta unidad Bi-Xenón requiere sólo una unidad del proyector mientras que las luces diurnas LED J-Blade refuerzan aún más el aspecto gráfico del recorrido de esa línea principal al atravesar la lámpara.

La línea principal continúa a lo largo de la parte superior de la aleta, antes de descender en la línea de puerta y desaparecer elegantemente en el alerón trasero. Esta línea fluida, reflejada en la parte de la rejilla de ventilación lateral y en la atrayente superficie que define el estribo, infunde una sensación de velocidad y espontaneidad al perfil del vehículo. La presencia de esa peculiar forma, que llama la atención, permite que la superficie de la puerta genere un efecto de fuselaje. La parte superior de la rejilla de aire lateral está formada por el borde inferior del capó e incluye el nombre Jaguar.

Un ejemplo adicional del uso de la tecnología para conseguir un diseño limpio, se encuentra en las manillas desplegables de las puertas. Permanecen ocultas y enrasadas con el panel de la puerta, hasta que alguien las desbloquea pulsando el botón del mando a distancia o el conductor toca el área sensible al tacto de la palanca. Estampada con el nombre de Jaguar, su despliegue automático es como un "apretón de manos" que invita al conductor y al pasajero a entrar. Una vez en movimiento, las manillas vuelven a ocultarse, creando una superficie aerodinámica interrumpida.

La segunda línea principal comienza en el borde trasero de la puerta, hacia fuera y hacia arriba para generar una sensación de poderío del tren trasero, haciendo hincapié en que se trata de las ruedas traseras, las que proporcionan la fuerza motriz. Esta línea luego desciende para recorrer toda la parte posterior describiendo una curva ininterrumpida, formando una zaga baja, amplia y elegante.

A fin de lograr esta elegancia, elemento estético importante, el F-TYPE incluye un alerón trasero oculto que se despliega a partir de determinada velocidad para equilibrar la elevación aerodinámica delantera y trasera. El alerón se eleva a 100 km/h y luego baja para replegarse completamente cuando la velocidad desciende por debajo de 65 km/h. Otras ayudas aerodinámicas más discretas son proporcionadas por un pequeño “splitter” delantero y un difusor trasero, que aseguran que la distribución equilibrada del peso del coche se refleje también en la forma en que corta el aire.

La anchura de la parte posterior está enfatizada por las estilizadas luces LED que envuelven toda la esquina alrededor de las aletas traseras, hasta casi el borde de los pasos de rueda posteriores. Estas luces parecen estar ocultas hasta que entran en funcionamiento, aparentando ser opacas hasta que una de sus funciones está activada.

Con el fin de alcanzar esas elegantes proporciones, la marcha atrás y las luces antiniebla se integran en el bastidor inferior. Como reflejo de la manera en que la parrilla delantera se inclina hacia adelante, la zaga realmente se mete hacia adentro, creando la impresión de que el vehículo espera de forma activa para dar un salto adelante y entrar en acción.

Los tubos de escape permiten distinguir las versiones V6 y V8. Los V6 cuentan con doble tubo de escape en el centro, un guiño al pasado de los modelos deportivos Jaguar. Son los escapes más grandes y audaces jamás montados en un Jaguar y están fabricados en una sola pieza de acero inoxidable, creando una superficie brillante continua. El V8 se caracteriza porque incluye dos tubos de escape dobles en los extremos, como los modelos XKR y XFR. Un divisor trasero diferente permite el posicionamiento de los escapes en lugares distintos.

Otros detalles que permiten diferenciar las tres versiones se puede encontrar en los materiales empleados para destacar elementos exteriores. Los V6 llevan la parrilla, las rejillas de aireación, el “splitter” frontal y el difusor trasero en negro satinado, mientras que en los dos modelos S recibe un acabado brillante en todas esas zonas. El V6 tiene de serie llantas de aleación de 18 pulgadas, quedando disponibles como opción las de 19 y 20, las cuales, respectivamente, son de serie en el  S y en el V8 S. El tope de gama V8 S también recibe equipamiento aerodinámico adicional, aletas frontales bajo las branquias de tiburón y estribos laterales más prominentes, para añadir estabilidad a las altas velocidades a las que puede llegar.

El F-TYPE lleva un techo convertible de lona en lugar de metálico, porque encaja mucho mejor con el propósito para el que se ha construido este deportivo. Esto no solo implica un importante ahorro de peso, sino que optimiza el conjunto y ayuda a mantener un centro de gravedad bajo para conseguir una gran estabilidad. El techo puede abrirse y cerrarse en tan solo 12 segundos y se puede operar en movimiento, hasta 50 km/h. Tiene una fabricación multicapa que incluye una capa de Thinsulate para obtener unas óptimas propiedades de aislamiento térmico y acústico.

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política