Audi A1 Quattro

 

Audi A1 Quattro en nieve

Motor y transmisión: un conjunto compacto


El A1 quattro está impulsado por el motor 2.0 TFSI procedente del deportivo de altas prestaciones Audi TTS: se trata de un cuatro cilindros de 1.984 cc que combina la inyección directa de gasolina con la turboalimentación al estilo clásico de Audi. Entre sus principales características encontramos la distribución variable para el árbol de levas de admisión y los dos ejes de equilibrado, que aseguran un funcionamiento muy suave. El par máximo de 350 Nm está continuamente disponible entre 2.500 y 4.500 rpm, y la potencia máxima de 256 CV (188 KW) se alcanza a 6.000 rpm.

Cada detalle de este deportivo motor de cuatro cilindros, que emite un sonido muy personal y característico, se ha optimizado para conseguir altas prestaciones y bajo nivel de consumo. La inyección directa, un turbocompresor con intercooler y la bomba de aceite regulada son sólo algunos ejemplos. Todavía pendiente de homologación, el consumo medio estimado para el Audi A1 es de menos de 8,5 litros cada 100 km. Sin embargo, sus prestaciones son las de un deportivo de primera clase: el Audi A1 quattro celera de 0 a 100 km en sólo 5,7 segundos y la velocidad máxima es de 245 km/h.

El motor 2.0 TFSI entrega su potencia al sistema quattro de tracción permanente a las cuatro ruedas a través de una precisa caja de cambios de seis velocidades, colocándole en la vanguardia técnica de los coches pequeños. El corazón de este sistema es un embrague multidisco en baño de aceite con funcionamiento hidráulico controlado electrónicamente.

Durante una conducción normal el embrague envía la mayor parte de la potencia del motor a las ruedas delanteras. Si la tracción disminuye, el embrague puede transferir la fuerza de forma continua hacia el eje trasero en tan sólo unos pocos milisegundos. Un depósito de presión ayuda a la bomba eléctrica para desarrollar la presión del aceite necesaria para que los discos del embrague transmitan la fuerza entre ambos ejes en una proporción prefijada. Adicionalmente, el diferencial de deslizamiento limitado XDS con función torque vectoring en ambos ejes aplica el par de frenado preciso y necesario a la rueda interior a la curva para que no pierda adherencia. El resultado es la máxima agilidad con una absoluta precisión.

Alerón posterior del Audi A1 Quattro

 

Tren de rodaje: eje trasero del Audi TTS


La colocación del embrague multidisco en el eje trasero permite una distribución favorable del peso, y el chasis del Audi A1 quattro se ha adaptado a la dinámica de la transmisión. El ajuste de las suspensiones es mucho más firme que en los Audi A1 de producción en serie. En el tren delantero se utiliza una suspensión de tipo McPherson, con una eficaz dirección asistida electrohidráulica que ofrece un funcionamiento deportivo y directo, con una desmultiplicación de 14,8:1.

En el tren trasero, sin embargo, a diferencia del eje torsional que utiliza el Audi A1 de tracción delantera, el Audi A1 quattro utiliza un sistema de suspensión independiente de cuatro brazos que, salvo por una vía algo más estrecha, es idéntico al que se monta en el Audi TTS.

Para adaptar el eje trasero y el nuevo motor al Audi A1 quattro, y encajar todos los componentes del sistema de tracción total, ha sino necesario un fenomenal esfuerzo en diseño por parte de los ingenieros de desarrollo. Más de 600 componentes en el Audi A1 quattro son totalmente nuevos o han sido profundamente modificados respecto a los modelos de tracción delantera. A pesar de ello, el proceso de desarrollo desde el principio al final se completo únicamente en 17 meses.

El trabajo no finalizó con la definición de los nuevos puntos de anclaje para el nuevo eje trasero. El espacio dedicado a la rueda de repuesto en los A1 de tracción delantera resultaba idóneo para el alojamiento del diferencial trasero. La parte posterior completamente rediseñada también incluye un montaje separado para los amortiguadores y los muelles de la suspensión, donde los brazos longitudinales, por ejemplo, han sido convenientemente reforzados.

 
Interior del Audi A1 Quattro
La modificación de los espacios debido al árbol de la transmisión que recorre longitudinalmente el centro del vehículo también hicieron reposicionar el depósito de combustible. El A1 quattro utiliza un depósito especial patentado con una parte superior plana y una entalladura en la parte superior de la sección central. Gracias a su inteligente aprovechamiento del espacio, su capacidad es de 45 litros, exactamente el mismo volumen que se anuncia en las versiones de tracción delantera.

 

El Audi A1 quattro rueda sobre llantas de aleación de 18 pulgadas. Pintadas en color Blanco Glaciar, tienen un exclusivo diseño de turbina y están equipadas con neumáticos en medida 225/35 de serie. Los discos delanteros de freno autoventilados miden 312 milímetros de diámetro y están mordidos por pinzas pintadas en color negro. El sistema ESP de control de estabilidad incluye un modo deportivo, y puede desconectarse por completo si por ejemplo rodamos en un circuito. El sistema XDS permanece siempre activo, y mejora la agilidad y la precisión incluso bajo condiciones de conducción extremas.



Exclusividad y un amplio equipamiento de serie

Tan sólo se necesita un vistazo para comprobar que el Audi A1 quattro es un vehículo muy especial. Está disponible únicamente en color Blanco Glaciar metalizado, con el techo pintado en color negro brillante. El paragolpes delantero es musculoso, y el marco y rejilla de la parrilla están terminados en negro brillante. Las barras curvadas de de los faros son rojas. La parrilla, el arco del techo y la zaga incluyen insignias sport quattro.

Las ventanillas traseras están tintadas y el techo desemboca en unas largas alas con acabado bicolor. El color negro acentúa el portón trasero y el difusor. Las luces traseras LED están polarizadas y el parachoques trasero tiene diseño deportivo exclusivo. El sistema de escape termina con una doble salida situadas a la izquierda y la derecha, cada una de 100 milímetros de diámetro.

El A1 quattro mide 3.987 milímetros de largo, 1.740 de ancho y 1.416 de alto, por lo que resulta ligeramente más largo que el modelo en que se basa. La capacidad del maletero es de 210 litros, y con los asientos traseros abatidos alcanza hasta 860 litros.

 
Lateral del Audi A1 Quattro

El interior del Audi A1 quattro está presidido por un color negro fresco y deportivo. Los asientos y los apoyabrazos de las puertas están cubiertos en cuero Napa Seda con costuras en contraste de color rojo. Los asientos delanteros S sport cuentan con pronunciados refuerzos, reposacabezas integrados y la insignia quattro en el respaldo, y ofrecen múltiples puntos de ajuste. La sección inferior de la consola central está acabada en color negro brillante, y el reposapié y los pedales son de acero inoxidable mate en acabado cepillado. Las alfombrillas tienen costuras de color rojo en el marco y los embellecedores del umbral de la puerta llevan insignias A1 quattro.

El cuadro de instrumentos tiene una serie de características llamativas, como agujas blancas, un tacómetro rojo, el logotipo quattro y la pantalla a color para el sistema de información para el conductor. El deportivo volante multifunción está achatado en su parte inferior, y es de cuero con costuras de color rojo, con el número de serie del vehículo incorporado. La parte superior de la palanca de cambios está realizada en aluminio, el mismo material que se utiliza para la terminación de muchos de los mandos o elementos de control.

El Audi A1 quattro estará disponible exclusivamente en versión de carrocería con tres puertas y volante a la izquierda, y con un completo equipamiento de serie, que incluye muchos elementos tomados directamente de los modelos de lujo, incluyendo faros de xenón plus, control de altura de luces, luces de freno adaptativas, paquete de iluminación interior LED, sensor de luz y de lluvia, retrovisor interior con atenuación automática, sistema de aparcamiento trasero, climatizador automático, alarma, paquete de almacenaje, tecla de acceso rápido y control de crucero.

El equipo de información y entretenimiento tampoco deja nada que desear. Se incluye un intercambiador de CD, un sintonizador de radio digital, la interfaz de música y el sistema Audi MMI de navegación plus. El equipo de sonido Bose con 14 altavoces de 465 vatios de potencia, los altavoces de graves en las puertas están indirectamente orientados con luces guía LED. Audi connect utiliza el teléfono Bluetooth del coche para conectarse a Internet y ofrecer servicios especiales en la web como Google Earth. Los pasajeros también pueden conectar sus dispositivos móviles al punto de acceso WLAN integrado.

Al igual que el Audi R8 GT, la producción del Audi A1 quattro está imitada a 333 unidades para todo el mundo. Las entregas a los clientes se iniciarán a mediados de 2012. Cada vehículo contará en su interior con una placa exclusiva que indicará el número de serie. Audi comenzará a aceptar pedidos para este exclusivo deportivo de alto nivel a partir del mes de marzo de 2012. El precio en España es de 53.600 euros. Los principales mercados para el modelo tope de gama de la familia A1 estarán localizados en el centro y el suroeste de Europa, aunque algunas unidades de esta serie limitada también atravesarán el océano, y llegarán a América del Sur.


Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política