BMW M5

Mientras que llega el único rival dentro de su propia marca capaz de desbancarlo, el BMW M5 será el BMW comercial más potente de la historia de la marca bávara.

BMW M5

El coche tiene un aspecto agresivo: "violenta mirada", grandes dimensiones, belleza sin igual. Al verlo sólo deslumbra y margina sin quererlo a casi cualquier modelo que pongamos a su lado.

Sus dimensiones principales hablan por sí mismas –4,91 (largo), 1,89 (ancho) y 1,45 (alto), con una batalla (distancia entre ejes) de 2,96 metros. Con código interno F-10, el M5 convence en todas sus facetas, sobre todo en la ejecución del frontal, heredado del prototipo que se exhibió en el Autoshow de Shanghai. Los faros bi-xenón están dotados con luz diurna LED –así como las ópticas posteriores– y las branquias de los extremos fulminan los faros antiniebla que equipa el Serie 5, mientras que esu alerón posterior culmina una sofisticación del tope de gama de la Serie 5.

Trasera BMW M5

Aún con el aluminio en puertas, aletas delanteras y capó, el peso final está en 1.945 kilos. Su carrocería de 4 puertas –que puede escogerse hasta en 8 colores distintos, entre ellos el Alpine White, el Black Sapphire y un inmaculado Havana– se apoya en unos neumáticos de medidas 265/40 delante y 295/40 detrás que se ligan a unas llantas de aleación de 19”, aunque BMW permite instalar opcionalmente otras de 20”.

Detalles de las versiones M se entremezclan por todo el interior, manecillas rojas e iluminación blanca, molduras Aluminium Trace, tapizados del catálogo BMW Individual, el sistema virtual Head-Up Display y, en el centro del salpicadero, el navegador Professional de 10,2” que el conductor puede manejar desde el mando i-Drive.

Interior del BMW M5

La naturaleza ecléctica del M5 le abastece de todos los servicios Connected Drive de BMW –caso de la conexión a Internet, la recepción de emisoras de radio a través de la web y la integración de teléfonos inteligentes mediante el dispositivo Bluetooth– y, por supuesto, de su tremendo arsenal de sistemas de seguridad, desde la función de visión nocturna Night Vision y el conjunto de cámaras que muestran todo el perímetro exterior Surround View, hasta la función de advertencia de cambio involuntario de carril Lane Departure Warning o el renococimiento de señales de tráfico Speed Limit Info.

Aún con todos estos gadgets, uno de los atractivos es su nueva transmisión automática Drivelogic de doble embrague y 7 velocidades, manejable desde las levas situadas detrás del volante y con dos modos manuales: S1 y S2; más tres automáticos: D1 (simplemente para arrancar el motor del coche), D2 (un menor consumo porque cambia de relaciones con mayor rapidez) y D3 (más deportivo porque apura más la transición de las marchas).

BMW M5

El motor es un V8 de gasolina turboalimentado de 4,4 litros, el mismo que ya emplean los X5-M y X6-M  y que sustituye al anterior diez cilindros en ‘V’. Empuja hasta los 560 CV –5 CV más que los todocaminos– a 6.000 rpm y obtiene su par máximo (680 Nm) a partir de las 1.500 rpm. Desde parado, el  BMW M5 tarda 4,4 segundos en recorrer el 0-100 km/h y 13 en plantarse en los 200 km/h. Sin darte cuenta, empiezas a rodar a velocidades que supondrían retirada inmediata de carné y, si continúas exprimiendo su mecánica, alcanzas los 250 km/h en los que está cifrada su punta máxima –305 km/h si compras el paquete M-Driver–. Su consumo es de 9,9 l/100 km (5 litros menos que la generación de 2005), una condición que se suma a los razonables 103.000 € que pide BMW por sus 560 CV. 

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política