Mercedes-Benz SLK 350 BlueEfficiency

El Mercedes SLK 350 BlueEfficiency, es el más pequeño de los deportivos de la marca alemana. Completamente renovado hace unos meses, pretende ser la tercera generación del SLK, aunque comparte con la anterior los esquemas de suspensión y  bastidor.

Mercedes Benz SLK 350 BlueEfficiency

Los cambios más importantes se han producido en el diseño, tanto exterior como del habitáculo. Además, aumenta considerablemente el equipamiento disponible para este modelo. Mejora el coeficiente aerodinámico, que pasa a ser de 0,30, y se introduce el aluminio en la carrocería: el capó y las aletas son de este material.

Rival directo del Audi TTS y del BMW Z4 350i, con 306 CV es, hasta el aterrizaje del nuevo AMG, la variante más potente del modelo SLK. Monta un propulsor de 3.500 cc que ofrece hasta 370Nm de par máximo. La velocidad punta está limitada electrónicamente a 250 km/h, y pasa de 0 a 100 en tan sólo 5,6 s. Se aprecia una disminución importante en el consumo, que se sitúa en 9,9 l/100km. Las emisiones de CO2 son bastante comedidas para un vehículo de estas características: 167 g/km.

Interior del Mercedes Benz SLK 350 BlueEfficiency

El paquete deportivo AMG le confiere un marcado estilo “racing” al habitáculo. Esta opción supone un desembolso de casi 2.600 €, pero a cambio obtenemos unos asientos de diseño casi perfecto con una sujeción a toda prueba, un volante multifunción deportivo de cuero con levas y achatado en su parte inferior y un cuadro de instrumentos totalmeNte personalizado con relojes en blanco e inserciones de bandera a cuadros. Las alfombrillas son específicas, las costuras vienen en rojo y monta llantas de 18” con faldones, taloneras y spoliers exclusivos para este acabado.

La postura de conducción es similar a las de los monoplazas. La distancia al suelo es escasa y se conduce con las piernas totalmente estiradas. Su maletero es de 335 l con la capota desplegada. Son necesarios 20 segundos para descapotarlo, reduciéndose la capacidad del portaequipajes  a unos aceptables 225 l.

El equipamiento de serie es bastante completo, aunque dado su precio debería incluir los faros bi-xenón inteligentes y el navegador “Comand Online”. Aun así, incorpora enl sistema de arranque y parada eco, el cambio automático es el “7 G-Tronic Plus”, con siete etapas, la conexión bluetooth, el control de velocidad de crucero, los LEDS para la luz de marcha diurna y los pilotos traseros, los tres retrovisores automáticos y toda una batería de dispositivos de seguridad activa y pasiva.

Mercedes Benz SLK 350 BlueEfficiency

El Mercedes-Benz SLK 350 BlueEfficiency emana deportividad desde que te sientas al volante. La diversión está garantizada, sobre todo en trazados sinuosos, dónde  su agilidad le permite un paso por curva brutal. Eso si, olvidaos de esos deportivos duros y traqueteantes que te escribían en la espalda un mapa completo de los baches de la carretera. El coche es cómodo, casi demasiado cómodo para las prestaciones tan deportivas que ofrece. Mercedes ha rizado el rizo y ha conseguido un equilibrio perfecto entre lo salvaje y lo burgués.

El SLK 350 BlueEfficiency te abre todo un abanico de posibilidades: desde el coupé deportivo cargado de sensaciones, pasando por el coche de representación, el coche para salir a cenar, hasta el descapotable desenfado para disfrutar de unas tranquilas excursiones de fin de semana.

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política