Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 65


Opel Ampera

 

El Opel Ampera es ya una realidad. Aunque se admiten pre-reservas desde la primavera de 2011, no verá la luz en los concesionarios hasta enero de 2012. Es un modelo de cinco puertas y cuatro asientos individuales, con una habitabilidad que permite a sus ocupantes viajar con comodidad. El maletero es algo exiguo, con tan sólo 301 litros de volumen. Mecánicamente se trata del hermano gemelo del Chevrolet Volt. 

Opel_Ampera

Sus dimensiones son similares a las del Toyota Prius o el Honda Insight. Mide 4,40 metros de largo, 1,79 m de ancho y 1,43 m de alto. Pero solo sus dimensiones. Aunque sus líneas buscan sobre todo la eficiencia aerodinámica, sinónimo de ahorro y autonomía, de ningún modo se ha dejado de lado la deportividad. La dirección es precisa y la suspensiones son firmes. La escasa altura al suelo, sobre todo en la parte delantera, y el diseño del portón trasero,  remarcan el aspecto deportivo y dinámico de este vehículo. 

A nivel estético, hereda rasgos distintivos propios de otros prototipos de la marca, como el Flexextreme o el  Cupé GTC Concept, e incluso de modelos de serie (aunque en menor medida) como puede ser el Opel Insignia. Los retrovisores, el faldón trasero o el frontal del coche se han diseñado para facilitar el flujo de aire y evitar las turbulencias. La parrilla delantera está fabricada en policarbonato transparente. Las ranuras verticales en el paragolpes trasero son imprescindibles para favorecer la aerodinámica.

Opel Ampera

Las llantas de 17 pulgadas  son de aluminio y montan neumáticos de baja resistencia a la rodadura. Los grupos óptico, que incorporan los anti-nieblas a su estructura, se asemejan a un boomerang. El resultado es un vehículo casi escultural con aspecto futurista, que también deja el listón muy alto en cuanto a interiores se refiere, con un imagen muy cuidada y elegante.

El nivel de acabados es elevado, con materiales propios de categorías superiores. La alta tecnología, el diseño, y una óptima visibilidad son las características más destacadas del interior del Opel Ampera. En el cuadro de instrumentos, los relojes clásicos han dado paso a una gran pantalla a color que muestra todos los datos necesarios para la conducción, y el estado de los sistemas que incorpora esta mecánica. Desde el volante multifunción se controlan las funciones de varios sistemas del vehículo.

El diseño de la instrumentación es similar al de otros modelos de la marca, con la salvedad de que en la consola central se han sustituido botones y pulsadores por una cómoda pantalla táctil en la que se recibe información variada, y desde la que se controlan los sistemas de audio y comunicación. La palanca de cambios se integra a la perfección en el conjunto.

Opel Ampera

El sistema de propulsión eléctrica que equipa el Opel Ampera recibe el nombre de Voltec. Cuatro son sus principales componentes: dos motores eléctricos, una batería y un motor térmico destinado exclusivamente a generar electricidad (no transmite su fuerza a las ruedas para impulsar el vehículo), que puede alimentarse con gasolina convencional o bioetanol E85.

La batería, con un peso cercano a los 200 kilos, tiene forma de T y se encuentra integrado en el piso del vehículo, respetando el centro de gravedad. Está formada por más de 280 células de de ión-litio y tiene una capacidad de almacenamiento de 16 KWh.

Una vez en destino, un simple enchufe de 230 voltios de la red eléctrica convencional es suficiente para su recarga completa (que es programable para adaptarse los horarios valle de tarifa reducida), que dura de 3 a 4 horas. Se calcula que su vida útil es de 10 años ó 240.000 Km.

Aun así y para facilitar sus uso, GM Europa está estudiando la posibilidad de crear una infraestructura de recarga para este tipo de vehículos con algunas de las compañías eléctricas más importantes del viejo continente, entre las que se encuentra Iberdrola, cuyo compromiso es total. A tal efecto, ha puesto en marcha el plan Movilidad Verde Iberdrola.

A diferencia de los vehículos híbridos convencionales, los vehículos eléctricos de autonomía extendida (E-REV), como es el caso del Opel Ampera, no utilizan combustible dentro del radio de acción de autonomía de la batería, es decir, no necesitan para su funcionamiento normal, de la acción conjunta del motor eléctrico y del térmico. Cuando este último se pone en marcha funciona siempre a una velocidad constante, por lo que es mucho más eficiente que el motor de combustión de un coche normal. Las emisiones de CO2 apenas superan los 40 g/Km y el consumo es más comedido (4,75 l/100Km). 

El motor eléctrico principal (“impulsor”) entrega una potencia de 111 Kw/h (150 CV) y suministra un par motor de 370 Nm de forma casi instantánea. La velocidad máxima es de 160 km/h y acelera de 0 a 100 en tan sólo 9 segundos. Es el encargado de mover las ruedas. Un segundo motor eléctrico (“generador”) de 55 kW se ocupa de generar electricidad y también se usa para impulsar al coche.

El motor de gasolina tiene una cilindrada de 1.4 litros y eroga una potencia de 82 CV. Si circulamos a velocidades elevadas, el segundo motor eléctrico se activa con la misión de generar electricidad. La acción conjunta de ambos motores logra un rendimiento superior, mejorando las prestaciones.

Con la batería a plena carga, el Ampera es capaz de recorrer una media de 60 kilómetros impulsado por su motor eléctrico principal. Cuando la batería se descarga, entra en funcionamiento el motor de combustión, con una transición suave e imperceptible. Éste se ocupa de producir la electricidad necesaria para alimentar el motor eléctrico y recorrer al menos otros 500 kilómetros, a la vez que mantiene la carga mínima de la batería, que nunca se descarga por debajo del 50 % de su capacidad para alargar su durabilidad.

Cuenta con tres modos de conducción: “normal”, “sport” y “Carga completa”. Este último mantiene intacta la carga de la batería,  funcionando por medio del Range Extender hasta el momento oportuno para circular en modo eléctrico total. De esta manera podremos evitar el pago de costosos peajes en el centro de las ciudades, como ya sucede en Londres.

Este silencioso portento de soluciones tecnológicas innovadoras, que está además en perfecta sintonía con el medioambiente es, sin embargo, poco respetuoso con el bolsillo del posible comprador. Su elevado precio puede ser un hándicap a la hora de decidirnos por su adquisición. Para no salirnos de la marca en la comparativa, por los aproximadamente 43.000 € que tendrá el Ampera como precio de salida, casi podemos comprar dos Opel Astra con equipamiento y prestaciones similares. 

Opel Ampera

Y la raíz del problema es que este vehículo cuenta con tres motores (dos eléctricos y uno térmico), y una carísima batería. Hoy en día la mayoría de automóviles eléctricos e híbridos tienen un sobreprecio importante si los comparamos con los modelos tradicionales con motor de combustión interna.

La decisión de compra tiene de que dejar de lado el cálculo y las matemáticas y guiarse por el corazón. No debe ser una decisión racional, sino  instintiva y visceral. Y esa decisión tiene sus ventajas, como el mantenimiento,  que nos costará mucho menos que en los vehículos convencionales. Si a esto le añadimos el bajo precio de la electricidad respecto a los combustibles fósiles, y las exenciones tributarias durante 10 años, el ahorro respecto a los modelos de gasolina o diesel puede llegar a ser importante siempre que se realice una conducción afín al tipo de vehículo que poseemos, evitando en la medida de lo posible el funcionamiento de los motores térmicos.

Recorrer 1 km con  electricidad nos cuesta 0,02 €.  La misma distancia con gasolina tiene un importe de 0,09 €, es decir, el mismo trayecto nos cuesta un 80% más barato. Si extrapolamos los resultados, circular 60 km diarios durante un año (unos 22.000 Km,) va a suponer un ahorro de 1.700 litros de gasolina. Ante estos datos, y con cero emisiones de C02 a la atmósfera en modo eléctrico, puede que la decisión de compra del Opel Ampera, pese al cuantioso desembolso inicial, no sea tan descabellada si miramos hacia el futuro. 

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 



Gravatar
(13/10/2011 (18:19:12))
Ufff caro Sí No Me parece un poco caro (más bien mucho) y que sea de 4 plazas tampoco ayuda a decidirse. Me parece que son más "coches prueba" que otra cosa.

Eso sí, el aspecto me gusta. Es bonito, algo que con el Toyota Prius no me pasa
Citar

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política