Peugeot 2008, el nuevo crossover

El nuevo crossover by Peugeot es el primer vehículo de la Marca desarrollado desde el inicio y de manera simultánea por y para diferentes zonas geográficas. Con sus ambiciones mundiales, el 2008 impulsa una nueva dinámica de Marca, de acuerdo con la estrategia de desarrollo de su oferta crossover y de conquista de nuevos clientes.

Peugeot 2008

En un mundo en constante evolución, cada vez más urbano, una nueva generación de clientes está a punto de aparecer. Ávidos de acción, viven del dinamismo. Ágiles y polimorfos, se encuentran en todos los continentes y buscan productos de acuerdo con su imagen.

Consciente de este hecho, la Marca redactó un pliego de condiciones con numerosos objetivos, Desde el inicio, integró el ADN de los crossover by Peugeot, que combina una experiencia única al volante, un diseño fuerte y una notable funcionalidad con el reto de desarrollar en tres continentes diferentes un vehículo destinado a una clientela mundial.

Peugeot ha logrado ese reto. Estatutario y dinámico, el nuevo crossover by Peugeot ofrece en el segmento B una rica y variada experiencia. 

Peugeot 2008

Así, en apenas 4,16 metros de largo, el 2008 innova asociando de manera única la conducción de una berlina y la robustez de un SUV con un espacio a bordo cuya habitabilidad, modularidad y confort invitan a disfrutarlo en cada instante. Tan a gusto en ciudad como en carretera, se escapa de ambas con plena confianza gracias a sus prestaciones de movilidad aumentada. Estimulante y polivalente, el 2008 se adapta a cada cliente.

El 2008 se fabricará lo más cerca posible de sus mercados de destino, en Francia (Mulhouse), en China (Wuhan) y en Brasil (Porto Real).

El 2008 reinventa los estándares de los vehículos de gran volumen interior en el segmento de los coches pequeños. Innovador desde el primer golpe de vista, consigue mezclar lo mejor de mundos diferentes.  Esta apuesta estilística afirma de manera contundente su identidad al servicio de la practicidad, del volumen y de la experiencia de conducción.  

Con su postura sobre-elevada, el 2008 reposa sobre sus neumáticos M+S y sus llantas de 17’’ diamantadas con acabado mate. La forma particular de los pasos de rueda en forma de arco permite a la vez anclar el 2008 al suelo y aportar sensación de ligereza. El parachoques y unos bajos de caja en color negro le protegen completados por los detalles delanteros y traseros y por los junquillos laterales en acero inoxidable.

Peugeot 2008

La parte delantera hace suyos los códigos de diseño de la Marca. Los elementos han sido  enrasados al milímetro y aligerados de todo exceso de materia. Finamente cincelado, el capó pone así de manifiesto la protección, la robustez y la ligereza del 2008. La parrilla, tallada en el metal cromado, se reafirma en una expresión a la vez refinada y llena de potencia. Los inéditos faros se han diseñado lo más cerca posible de las funciones técnicas. Estilizados, juegan con la carrocería para dibujar la mirada de un felino. Cincelados, se integran en un único elemento que define el frontal dando a éste un carácter todavía más expresivo, tecnológico y singular. Esta mirada queda subrayada por los faros diurnos de LED.

El nuevo crossover urbano presenta una escultura muy elegante y sofisticada de las aletas y el lateral que evocan evidentes cualidades atléticas. Las generosas superficies acristaladas, entre ellas el techo panorámico, prometen un espacio interior espacioso y abierto a todo lo que le rodea. 

Peugeot 2008

La parte trasera asocia igualmente robustez y dinamismo. El volumen del maletero, con un plano de carga bajo, queda por debajo de un techo con un dinámico abombamiento, inspirado por el RCZ. El amplio portón queda enmarcado por pilotos sólidamente enrasados con la carrocería. Flotando en el interior de los pilotos, tres garras luminosas que reciben la luz desde la base mediante LED parecen estar en sustentación.

El movimiento elegante y dinámico del techo define igualmente el perfil. Una línea de techo curvada emerge a la altura de las plazas traseras y presenta un elemento decorativo exclusivo, tallado en el metal. Como si estuviera encastado en la carrocería, es el origen del alerón trasero que se presenta como la prolongación de la misma pieza, como si estuviera a ras de piel. Las barras de techo, de preciso diseño, completan la evocación de dinamismo y de ocio del 2008.

Los motores de última generación aprovecharán al máximo la ligereza y la perfilada silueta del coche para ofrecer una experiencia de conducción inédita junto a una verdadera revolución en el consumo. Gracias a la tecnología de los motores Diesel e-HDi y 3 cilindros gasolina, el crossover urbano 2008 se desmarca de la competencia con unas emisiones de CO2 a partir de 99g/km.

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política