Peugeot 208

Tras un 207 que sorprendió por sus acabados, calidad y precio, el 208 tenía una asignatura pendiente difícil de batir en los tiempos que corren, las ventas. No es que el primero vendiera poco, si no que más bien no cumplió con las expectativas del fabricante. Ahora con el Peugeot 208, con nuevos motores, más tecnología, mejor interior que su predecesor -si cabe-, y unas líneas atractivas, deben cumplir el reto del mercado de los coches urbanos.

Peugeot 208

Sus líneas son suaves, sus ópticas grandes y alargadas, y es espacioso y luminoso. Es curioso que mida 7 centimétros menos que su predecesor, colocándose en 3,96 metros de largo, casi 1,74 de ancho, y 1,46 metros de alto.

El peso se ha reducido -gana agilidad y maniobrabilidad- con 1.070 kilogramos en la báscula.

Por el momento cuenta en su haber con 9 motores, 5 de gasolina y 4 diésel. En la variante de gasolina la gama empieza con un 4 cilindros en línea de tan sólo 1,0 litros de cubicaje que desarrolla 68 CV, denominado VTi. Será accesible para los acabados básicos. Escalonando motores nos encontramos con un 1.2 l. de 82 CV, un 1.4 l. de 95 CV, un 1.6 VTi de 120 CV y un más que posible 1.6 THP de 156 CV -aunque no está disponible en este momento-.

Volante Peugeot 208

En los diésel, se inicia con un 1.4 HDi y un 1.4 e-HDi, ambos de 68 CV, un 1.6 eHDi de 92 CV, que acepta BMP (cambio robotizado), y un 1.6 e-HDi de 115 CV como máximo de gama en versión gasóleo.

El interior es amplísimo para sus dimensiones, con elementos cambiados que dan, aún más, la sensación de espacio dentro del coche.

El cuadro de instrumentos del Peugeot 208 está elevado y retrasado de la posición habitual en un coche, por lo que su lectura se hace por encima del volante -más reducido- en vez de a través de él. Su forma, además de reducida, es ligeramente elíptica.

El diseño completamente nuevo del salpicadero y consola central no cabe duda de que es innovador, apostando fuertemente por la funcionalidad. La pantalla táctil se encuentra en todos los modelos con acabados "Active" o "Allure", es decir, el "Access" es el único que no lo lleva.

Interior Peugeot 208

En carrocería de tres y cinco puertas, el 208 se prepara en verano para recibir los motores tricilíndricos que completarán aún más la amplia gama.

La variante Access es la gama de acceso del modelo de Peugeot. Cuenta con elevalunas eléctricos delanteros, limitador de velocidad y llantas de 15 pulgadas de acero, entre otros. La versión justamente superior Active, posee además elevalunas de una sóla pulsación, pantalla táctil de 7 pulgadas en consola central, retrovisores eléctricos y térmicos, y aire acondicionado. La versión Allure posee además, climatizador bizona, faros elípticos diurnos tipo LED, faros antinieblas, encendido automático de luces, sensor de lluvia, espejo interior fotocromático y volante de cuero.

Todos tienen dirección asistida eléctrica, ABS con ESP, cierre centralizado y cualquier equipamiento básico de hoy en día. Es un coche con muchos complementos de serie, que no defrauda.

Su precio se inicia en 11.650 euros del más básico hasta los 17.800 euros de base para el 115 CV diésel. Según el nivel de acabado y los extras -ciertamente baratos- su precio irá incrementando.

 

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política