Skoda Citigo

El modelo saldrá al mercado en Europa a principios de este año en versiones de tres y cinco puertas. El séptimo modelo de la marca amplía la oferta en el segmento de los miniutilitarios. Máxima seguridad, diseño atractivo y eficientes motores de gasolina.

Skoda Citigo

Tras haberse estrenado con éxito en el mercado checo, ŠKODA lanzará su séptimo modelo en versiones de tres y cinco puertas en el resto de mercados europeos durante la primavera. Este vehículo de 3,56 metros de largo representa la entrada de la marca en el segmento A00 que está experimentando un rápido crecimiento.

El Citigo cuenta con una excelente relación calidad/precio y ofrece un gran espacio, soluciones inteligentes, gran seguridad, un manejo perfecto y un diseño atractivo. Este modelo se fabrica en Bratislava.

“Tras superar nuestro récord de ventas en 2011, queremos mantener el crecimiento en los próximos años. El Citigo tiene una importancia crucial en nuestra estrategia de crecimiento. Este nuevo modelo nos hace entrar en el pujante segmento A00”, ha explicado el Presidente del Consejo de Dirección de la compañía, Winfried Vahland. “Esto impulsará de forma duradera nuestra buena posición en el mercado de Europa Central y del Este y en las grandes ciudades. El Citigo es el vehículo perfecto para la ciudad: compacto pero espacioso, económico pero ágil, atractivo, seguro y con ideas inteligentes. El Citigo ofrece todos los valores de la marca ŠKODA en el menor espacio posible. Esto queda especialmente demostrado en la versión de cinco puertas”.

Lateral del Skoda Citigo

Con 3,56 metros de largo, 1,65 de ancho y 1,48 de alto, el Citigo se sitúa entre los vehículos más compactos y, a la vez, más espaciosos de su segmento. Con este modelo, ŠKODA llegará a nuevos grupos de clientes, sobre todo en Europa. Vahland explica: “El Citigo nos pone en el mapa de un segmento que representa el 10% de las ventas mundiales, y Europa concentra una cuarta parte de las mismas. En el futuro, la demanda de vehículos de bajo consumo, precio atractivo y bajos costes operativos crecerá considerablemente. Esto significa que el Citigo llega en el momento justo y obtendrá muchos clientes para la marca, especialmente en Europa”.

El Citigo de ŠKODA tiene como objetivo conquistar a los conductores jóvenes, a las familias que buscan un segundo o tercer coche y a gente mayor dinámica. “Nuestro nuevo modelo es un vehículo que va más allá de generaciones y se dirige a las personas que se preocupan especialmente por los costes y también son muy exigentes con la calidad, practicidad, diseño y seguridad”, precisa Winfried Vahland. Es exactamente la combinación de dichas cualidades lo que el Citigo encarna a la perfección. En función de cada mercado, hay hasta cuatro opciones de acabado: Easy, Active, Ambition y Elegance.

Fiel al lema “City Clever”, el vehículo es polifacético y está pensado para la ciudad. Maniobra con facilidad y ofrece una gran visibilidad. Al mismo tiempo, el Citigo ofrece todos los valores de la marca en su interior, generando una gran relación calidad/precio. No hay ningún rival fuera del Grupo Volkswagen que cuente con un maletero más grande (251 litros) y más ancho (1,36 metros). Abatiendo el asiento posterior, el volumen de carga llega a los 959 litros. Gracias a la distancia entre ejes de 2,42 metros, las cuatro plazas son cómodas incluso para viajes largos. En la versión de tres puertas, la función Easy Entry facilita el acceso a los asientos posteriores.

El diseño del Citigo muestra el carácter de la marca. A primera vista, se nota que es un auténtico ŠKODA. El Citigo es el primer modelo que luce el nuevo logo de la marca. EL nuevo logo de ŠKODA está situado al borde del capó y en la parte trasera se ha reducido a lo esencial, donde aparece en cromado y negro. La flecha alada está más remarcada que hasta ahora y es cromada (anteriormente era verde). La corona de laurel y el nombre ŠKODA han sido eliminados del nuevo logo. La parrilla cromada y las luces delanteras se combinan con el nuevo logo para crear la típica imagen de la marca. Los diseñadores también se han superado en el diseño lateral, que impresiona con unos perfiles claros y grandes superficies acristaladas. La típica forma en C de las luces posteriores y el logo hacen inconfundible al Citigo desde el frontal a la parte posterior.

Interior del Skoda Citigo

El diseño limpio y claro del interior y el salpicadero bicolor en los acabados más altos crea una sensación de bienestar a bordo. Una serie de características ingeniosas hacen del Citigo un “coche simplemente inteligente” al más puro estilo ŠKODA. Una muestra de ello son las muchas opciones de almacenamiento, los espacios para vasos y dispositivos multimedia y las redes de los laterales de la parte posterior de los asientos delanteros. Otras soluciones inteligentes incluyen un gancho para bolsos integrado en el mecanismo de apertura de la guantera o el portafotos en el salpicadero. En el maletero un sistema de redes permite la fijación de los objetos.

Los diseñadores del Citigo han puesto gran énfasis en la seguridad. Como resultado, el Citigo, junto con el Volkswagen Up! y el Seat Mii, cuenta con las cinco estrellas Euro NCAP. Por primera vez en un ŠKODA, para el conductor y el acompañante está disponible el nuevo sistema de airbags de cabeza y tórax. Esta y otras características garantizan una seguridad pasiva ejemplar. El nuevo asistente de frenado “City Safe Drive” es toda una novedad. Este sistema de frenado de emergencia especialmente diseñado para ciudad (opcional) se activa a velocidades inferiores a los 30 Km/hora. Un sensor laser ubicado en el parabrisas detecta la presencia de un vehículo y, en función de la velocidad y la situación del tráfico, la frenada automática puede reducir la gravedad de un impacto e incluso evitarlo. Esto reduce el riego de colisiones por alcance en ciudad. Junto al VW up! y el Seat Mii, el Citigo es el único vehículo del segmento A00 que ofrece este sistema de frenado de emergencia.

El nuevo Citigo demuestra que incluso un vehículo pequeño puede ser espacioso por dentro. La anchura interior del coche es otra referencia en el segmento. Con 1,36 metros, está muy por encima de lo que muchos de sus competidores pueden ofrecer y propicia una gran libertad de movimientos. La altura en la parte posterior tampoco deja nada que desear. La función “Easy Entry” de la versión tres puertas facilita el acceso a los asientos posteriores. Empujando los asientos delanteros hacia adelante, a la vez que el respaldo se abate con un solo movimiento, se facilita que los ocupantes de la parte trasera tomen asiento fácilmente. La ergonomía impresiona por su excelente diseño, así como por la comodidad del asiento. La posición del mismo no es muy baja y tiene suficiente apoyo para las piernas y espacio para las rodillas para crear un nivel de comodidad que no suele encontrarse en vehículo de su clase. Además, los ingenieros diseñaron con especial atención la posición de la columna de dirección y del volante.

Con 251 litros, el maletero del Citigo es el mayor de su clase e impresiona también por su altura, ya que puede albergar objetos de hasta 58 centímetros. La tapa se abre hasta los 185 cm y, abatiendo el respaldo de los asientos traseros, el volumen aumenta hasta los 959 (versión de 5 puertas) litros. Además, la superficie de carga resultante está casi al mismo nivel y permite transportar objetos de hasta dos metros de largo. También se incluyen cuatro prácticos ganchos para bolsas u otros objetos, e incluso está disponible, a través de accesorios originales, un doble juego de redes para el maletero que puede albergar objetos de hasta 3 kilos de peso.

Hoy en día, los vehículos pequeños no comprometen la seguridad. El Citigo incorpora sistemas ejemplares de seguridad activa y pasiva que han sido premiados por el Euro NCAP con cinco estrellas hace pocas semanas. Una novedad destacada en el segmento A00 es el asistente de frenada automático “City Safe Drive”, que ayuda a prevenir accidentes especialmente en ciudad.

Se activa de forma automática a velocidades de entre 5 y 30 km/hora. Un sensor láser integrado en el parabrisas escaneará el espacio que hay 10 metros por delante del Citigo. Si detecta un vehículo se activa la primera fase del sistema que es disminuir la velocidad del vehiculo (se activa los frenos así como las luces de freno), si el conductor no actuara se activa una segunda fase. En está el vehiculo se detienen totalmente parando el motor, minimizando los daños o incluso evitando la colisión con el vehiculo precedente, en función de la velocidad y condiciones del estado del pavimento. La deceleración del vehiculo llega a los 10 m/s2. El conductor mantiene el control de vehiculo en todo momento, pudiendo desactivar el sistema “City Safe Drive” mediante un botón, apareciendo en el cuadro del vehiculo el simbolo “off”, en este caso la desactivacion se mantendra visible durante 5 segundos, reapareciendo cuando el vehiculo se mueva entre los 5km/h y los 30km/h. Así como también puede desactivar el sistema actuando para evitar la colisión acelerando, pisando el embrague o girando el volante. En caso de un mal funcionamiento, el símbolo parpadeará lentamente de forma continuada.

Navegación del Skoda Citigo

El Citigo también muestra su inteligencia cuando se trata de los sistemas multifunción. Disponible por primera vez en ŠKODA, encontramos el “Move&Fun”, un sistema de información y entretenimiento opcional. Este dispositivo aúna la navegación, el teléfono, la información y el entretenimiento. El sistema se desarrolló en colaboración con Navigon, la compañía alemana especializada en sistemas de navegación. El sistema no solo mostrará el camino correcto conduciendo, sino que puede utilizarse fuera del coche. Además, la información más relevante del vehículo, como la generada por el ordenador de a bordo o el sensor de aparcamiento, se muestran en la pantalla táctil. Para fijar el “Move&Fun”, basta con insertarlo en el espacio reservado para él en la consola central y el sistema se conectará a la electrónica del coche. “Move&Fun” combina cuatro ofertas de información y entretenimiento: el sistema de navegación, el manos libres del teléfono, un reproductor multimedia y el sistema de información del vehículo. El contenido se organiza por este orden: vehículo, media, navegación y teléfono. Una pantalla de 5 pulgadas en color sirve como interfaz para la activación y manipulación del sistema. El apartado del menú “vehículo” contiene toda la información relevante del ordenador de a bordo referente al consumo, tiempo de viaje y velocidad.

Un panel de instrumentos generado de forma digital, pero con pantallas analógicas, muestra el régimen de giro del motor y la temperatura del aceite. Además, avisa si las puertas están cerradas. El apartado del menú “navegación” contiene el sistema de navegación. Incluye mapas de 37 países. También muestra los llamados “Puntos de interés” (PoI): hasta 500 favoritos personalizados con todo detalle y en 3D. Además, “Move&Fun” puede señalar dos millones de puntos de referencia. Otras prestaciones útiles incluyen una función de búsqueda de plazas de aparcamiento y parkings o la importación de direcciones del Outlook. En los modelos con el sistema de Radio-CD “Funky”, el apartado de menú “Media” permite manipular la radio, el CD o el reproductor MP3 a través del “Move&Fun”: seleccionar emisoras o pistas de canciones y reproducirlas en la radio, tarjetas SD (de hasta 32 Gigas) o mediante el reproductor de CD y MP3. También se puede escuchar la música del iPod o iPhone a través del Bluetooth. Las fotos pueden mostrarse desde una tarjeta SD. Además, el conductor o el acompañante pueden manipular la radio directamente. Cuando “Move&Fun” se utiliza para navegar, pueden escogerse canciones o manipular el volumen sin que ello afecte a lo que se muestra en la pantalla. Finalmente, el apartado del menú “teléfono” tiene en el centro la función de manos libres, que conecta con el sistema Bluetooth para permitir conversaciones seguras. La pantalla táctil mostrará un teclado y la agenda de direcciones del teléfono conectado, así como los últimos números marcados. También se puede accionar mediante la voz.

Nuevo logo de Skoda en el Skoda Citigo

El Citigo es el primer modelo que incorpora el renovado logo de la marca. El nuevo logo es más claro e identificativo. La nueva identidad corporativa se ha introducido con éxito. El Citigo representa una novedad en dos aspectos, ya que no es únicamente el primer urbano de la marca checa, sino que también es el primer modelo que luce el nuevo logo de ŠKODA. Tras haber presentado con éxito la nueva imagen corporativa en 2011, el nuevo logo se incluye ahora en el Citigo y en los futuros modelos de la marca. El nuevo logo se concentra todavía más en lo esencial. El mensaje visual muestra precisión y claridad. La marca se muestra ahora en cromo y negro cuando solía ser verde, blanca y negra. La flecha alada es más prominente y es totalmente cromada. Está situada en medio de un círculo negro que se inscribe en un anillo. En el nuevo logo no aparecen ni el laurel ni el nombre. ŠKODA ha cambiado también la posición del logo en el frontal, ya que, en lugar de estar integrado en la parrilla del radiador, ahora aparece en el centro del frontal del capó. Así destaca más y es más visible. Detrás, el nuevo logo está situado en el centro de la parte baja del portón. Por primera vez, el nombre ŠKODA está escrito en letras plateadas en la parte trasera del coche. El nuevo logo es la continuación de una larga lista de innovaciones del diseño corporativo y de producto. 

En el área de la seguridad activa, el comportamiento del Citigo tuvo un rol sobresaliente. En varios países, el Citigo se distribuye con ABS y ESP de serie. El conjunto compacto del vehículo, con salientes cortos delante y detrás, en combinación con una distancia entre ejes larga y una estructura rígida de la carrocería, crea la base para una buena dinámica de conducción y configuración de la suspensión. El eje delantero es un sistema MacPherson con trapecios oscilantes. Un subchasis es el elemento central donde se anclan los trapecios y los estabilizadores, la dirección y el apoyo del soporte motor, con el estabilizador directamente conectado al tirante. Las paredes del subchasis tienen un grosor de únicamente 1,88 mm y están hechas de acero de alta resistencia S420MC, que proporciona alta resistencia y ligereza. La barra de torsión del eje trasero también impresiona por su ligereza y estructura compacta. El rígido cuerpo del eje ha sido diseñado para soportar una alta torsión. La forma especial y el montaje de la viga de sección transversal con una abertura hacia abajo aseguran que la independencia del eje trasero se mantiene precisa con las especificaciones de la dinámica de conducción.

Skoda Citigo

Del sistema de frenado, sobresale especialmente el nuevo sistema “City Safe Drive” de asistencia de frenado. Además de una de las características destacadas del Citigo, se trata de una innovación en el segmento. Esta función de frenado automático de emergencia opcional ayuda a prevenir accidentes urbanos. En función de la velocidad y la situación del tráfico, la actuación del frenado automático puede reducir la gravedad de un impacto o incluso evitarlo totalmente. El Citigo es, junto al Up! y al Seat Mii, el único subcompacto que ofrece esta función de frenado de emergencia. Este asistente se activa automáticamente a velocidades entre 5 y 30 Km/hora. En la primera fase, un sensor láser integrado en el parabrisas escaneará el espacio de 10 metros frente al Citigo y, si detecta un vehículo, el sistema pasará a la segunda fase si el conductor no reacciona con la activación del frenado hidráulico para mejorar la sensibilidad. En función de la situación, la tercera fase implica una acción de frenado automático de emergencia o la ayuda para que el conductor logre la máxima deceleración si no puede hacerlo por sí mismo. En caso de haber peligro de una colisión extrema, la deceleración será de 10m/s2. En función de la velocidad y la situación del tráfico, el “City Safe Drive” puede reducir la gravedad del accidente o prevenirlo totalmente. En todo ello, el conductor mantendrá siempre el control y la responsabilidad sobre el vehículo en todo momento. En cualquier momento, el conductor puede desactivar el sistema acelerando, girando el volante o apretando el pedal del embrague. Puede también puede desactivar la función presionando un botón. En este caso, un símbolo con la palabra “off” indicará la desactivación. Esta indicación permanecerá visible durante 5 segundos y reaparecerá cuando el coche esté en movimiento entre 5 y 30 km/hora. En caso de un mal funcionamiento, el símbolo parpadeará lenta y continuamente.

El Citigo monta una dirección asistida electromecánica con un dispositivo situado en la columna de dirección. La dirección asistida funciona a demanda, o sea, solo cuando es necesario. Esto reduce el consumo de potencia y mejora la autonomía en 0,2 l/100Km comparado con la dirección hidráulica tradicional. El retorno activo del volante a la posición central mejora la comodidad y sensación de seguridad cuando se conduce porque se necesitan menos movimientos de corrección. La columna de dirección del Citigo está diseñada para recogerse en caso de colisión, con elementos especialmente deformables y vías de fuerza definidas que reducen el riesgo de lesiones.

Faro posterio del Skoda Citigo

En el Citigo se estrena una nueva generación de motores tricilíndricos de gasolina (EA211). Van montados transversalmente en la parte delantera y generan 60 CV (44 kw) y 75 CV (55 kw), respectivamente con tracción delantera. La cilindrada de ambos es de un litro (999 cc) y cumplen las normas Euro 5 y EU-wide. El motor de entrada es el de 60 CV (44 kw), con un par máximo de 95 Nm entre las 3.000 y las 4.300 rpm, mientras que el de 75 CV (55 kw) entrega el 90% de su potencia máxima entre las 2.000 y las 6.000 rpm, dotando al Citigo de mucha agilidad a cualquier régimen. En la versión de 60 CV (44 kw), el Citigo acelera de 0 a 100 km/hora en 14,4 segundos y tiene una velocidad máxima de 160 km/h. Combinado con el cambio manual de cinco marchas, el consumo medio es de 4,5 litros a los 100 km. y las emisiones de 105 gramos de CO2 por kilómetro. La especial versión Green tec (con sistema start-stop, recuperación de energía de frenada y neumáticos de baja resistencia a la rodadura) consume únicamente 4,1 litros y emite 96 g/km. Esta versión tiene una autonomía de 853 kilómetros. Con la misma cilindrada (999 cc.) y el mismo diámetro por carrera (74,5 x 76,4), el motor más potente ofrece 75 CV (55 kw). El aumento de potencia se ha logrado modificando la gestión del motor, con un par motor máximo es de 95 Nm. Y la potencia máxima está disponible a 6.200 rpm. El consumo medio es de 4,7 l/km en combinación con el cambio manual y las emisiones se sitúan en los 108 gramos de CO2 por km. En la versión Green tec, el consumo baja a los 4,2 litros y las emisiones son de 98 g/km. La velocidad máxima es de 171 km/h (para el cambio manual) y la aceleración de 0 a 100, de 13,2 segundos.

Más adelante, el Citigo estará disponible con un motor de gas natural basado en el mismo diseño y con 68 CV (50 kw), que no consumirá más de 2,9 Kg/100 km. Las emisiones se reducirán hasta los 79 g/km. Estos bajos valores se logran, principalmente, gracias a la alta densidad energética del gas. Este se almacena en dos depósitos cerca del eje trasero, con un volumen total de 72 litros/11 Kg de gas natural. Un depósito de repuesto se dispondrá frente al eje trasero al lado del depósito de cgasolina y el segundo en el hueco de la rueda de recambio, siendo esta la única restricción de espacio. Combinado con el depósito de gasolina de reserva de 10 litros, el Citigo de gas natural tendrá una autonomía de 550 kilómetros. Comparado con los motores de gasolina, su relación de compresión pasará de los 10.5:1 a los 11.5:1. Además, las válvulas y los aros se reforzarán para soportar tensiones más altas por la combustión del gas natural. El tubo de admisión del motor dispone de puntos de fijación individuales para el distribuidor de gas adicional fabricado con acero inoxidable.

Los dos motores de 1 litro del Citigo pueden servirse con el paquete Green tec. Sus elementos centrales son el sistema start-stop, el de recuperación de la energía de frenada y los neumáticos optimizados para la baja resistencia a la rodadura, que contribuyen a un menor consumo y menores emisiones, permitiendo proteger el medio ambiente. El paso tecnológico más importante a la hora de reducir el consumo es el sistema start-stop, que rebaja el consumo combinado del Citigo en un 11%, e incluso más en conducción puramente urbana.

La recuperación de la energía de frenada constituye otra tecnología inteligente. Cuando el conductor deja de acelerar o aprieta el freno (en las fases de inercia y frenado), se genera un mayor voltaje que se utiliza para cargar la batería. En la aceleración o a velocidad constante, la tensión del alternador puede disminuirse, reduciendo la tensión del motor y el consumo de combustible. Además, la batería totalmente cargada alimentará el sistema eléctrico del coche, incluso con el motor parado. La recuperación requiere un software de gestión de la energía especial y un software de la unidad de control del motor modificado.

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política