Volkswagen Beetle

Volkswagen tenía el arduo y crítico trabajo de realizar el restyling de todo un éxito de ventas de la marca alemana. Pero parece que lo han conseguido con nota.

Volkswagen Beetle

Su apariencia musculosa parece desligarse de la falta de 'masculinidad' del modelo con el que tanto le han castigado sus rivales. Y buena culpa de ello reside en sus nuevas proporciones. Mide 4,278 metros de longitud (+15,2 cm), 1,808 de ancho (+8,4 cm) y su altura es de 1,486 (-1,2 cm), mientras que el capó es más grande, el maletero incrementa su capacidad en 96 litros para un total de 310 y el parabrisas está mucho más inclinado para favorecer la visibilidad a bordo. La estructura –con carrocería de 3 puertas– puede escogerse en 2 tonalidades (Blanco Candy y Rojo Tornado) y todo el conjunto se apoya en unas cubiertas de 215/55 que integran llantas de 17”, pero Volkswagen permite incorporar opcionalmente otras de 18” –Herbie 53 o PG Design (235/45)– y unas de 19” –Tornado (235/40)–. Por supuesto, el Beetle tiene iluminación diurna mediante LED’s y faros antiniebla, aunque no introduce de serie los bixenón, que cuestan 745 euros.

Lateral del Volkswagen Beetle

El habitáculo presenta una distribución de 2+2 plazas –no está prevista una versión con 5 asientos– y esa penalización de su altura total apenas ha influido en el espacio detrás, aunque resulta algo incómodo para pasajeros que superen el 1,80 de estatura. Tiene un techo corredizo que aporta una gran luminosidad a la cabina y su cristal absorbe el 99% de los rayos ultravioleta y el 92% de la temperatura, mientras que el salpicadero cuenta con tres alternativas cromáticas: Gris Pimienta (kit básico), Fibra de Carbono (Sport) o adoptar el mismo color que el exterior (Design). Su particular guiño al Beetle original recae en la guantera adicional, cuya apertura se realiza hacia arriba y está integrada en el panel frontal del acompañante.

Sin duda, es un interior rematado con esmero y clase, y cautiva por la innumerable batería de funciones que en otros automóviles de su categoría implican sobreprecio. De serie, el nuevo Escarabajo incluye acceso y arranque sin llave Keyless Access, tapicería en tela Karbu, pantalla táctil de 6,5”, lector de tarjetas SD o Bluetooth VW Universal entre otros, aunque es posible personalizar el coche con algunos paquetes opcionales. El Sport introduce 3 relojes que informan sobre distintos parámetros del Beetle –temperatura del aceite, presión del turbo y cronómetro–, el Music & Sound incorpora un equipo de audio Fender con un subwoofer de 400 W y el Excellence (con un coste de 2.415 €) añade otros elementos como los revestimientos en cuero Vienna, los lavafaros y los asientos delanteros calefactables.

Interior del Volkswagen Beetle (Restyling)

En la fecha de su lanzamiento –fijada para noviembre–, el Beetle se materializará con dos motores de gasolina: un 1.2 litros TSI de 105 CV/175 Nm (21.120 euros) y un 2.0 TSI que libera 200 CV, 280 Nm de par máximo (1.700-5.000 rpm) y que se venderá desde 28.310 euros. Todos montan la tracción delantera y sus propulsores podrán gestionarse a través de una transmisión manual de 6 etapas o mediante el cambio automático de doble embrague DSG de 6 o 7 relaciones, una característica que junto al dispositivo XDS –diferencial delantero autoblocante que ya emplean los Seat León y Scirocco– Volkswagen también aplicará a los tres modelos que comenzarán su andadura en España en el primer trimestre de 2012.

La gama se completará con el corazón de gasolina intermedio, un 1,4 litros TSI que da 160 CV, y dos mecánicas de la familia diésel: un 1,6 litros TDI con 105 CV y un 2.0 TDI que eleva su fuerza hasta 140 CV. Ambos modelos de gasóleo marcan unos reducidos 4,3 y 5,2 l/100 km, en parte porque han sido tratados con la tecnología BlueMotion del fabricante, que adopta el sistema de parada y arranque automático del motor Start & Stop y otras medidas como un alternador optimizado.


Incluso, antes de estas 3 variantes, Volkswagen comercializará a mediados de octubre exclusivamente en España una tirada limitada a 60 unidades de la serie Beetle Black & White, que sólo se podrá adquirir bajo pedido por Internet y dando una entrada de 1.000 €. Serán 30 ejemplares de cada modalidad y su precio será de 29.150 € (Blanco) y 30.500 € (Negro), ambos equipados con el propulsor de gasolina más radical (TFSI de 2.0 litros y 200 CV) asociado a la transmisión DSG. El equipamiento un derivado del paquete Sport, que va provisto de llantas Tornado, inserciones cromadas, pinzas de freno en color rojo, retrovisores eléctricos calefactables, algunos recubrimientos en cuero –palanca de cambios, volante y el freno de mano–, conexiones de audio auxiliares y el display multifunción Plus.  

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política