Volvo C30 Electric

 

Volvo C30 Electric

Tras las pruebas con 50 Volvo C30 Electric durante finales de 2010 han dado sus frutos: producción de 250 unidades para el año 2011, aunque esa cifra podrá variar al alza en función de la demanda. Sin embargo y de momento, esta variante ecológica del compacto nórdico estará disponible sólo para flotas de empresas o como coches oficiales en los imprescindibles Estados Unidos y China, en Francia, Noruega, Alemania, Suecia, Holanda y Bélgica.

No saldrán a la venta. La marca escandinava ha optado, al igual que Toyota con su Prius Plug-In híbrido, por seleccionar a un grupo de conductores para que lo pruebe previamente durante dos años.

Tiene 2 baterías de ión-litio que se recargan totalmente en 6 u 8 horas en la red eléctrica convencional. Generan una potencia de 24 KWh cada una, con un peso de 280 kilos en total. Están ubicadas donde se alberga generalmente el depósito de combustible, junto a la zona central bajo el piso del C30. Esto conlleva que se mantenga  intacta la capacidad del maletero del Volvo, de 251 litros.

Volvo C30 Electric

El lastre del peso de las baterías se compensa con frenos de aluminio, y con unas llantas 11 kilos más ligeras, de 16 pulgadas. También se han mejorado el coeficiente aerodinámico modificando algunos elementos que mejoran el flujo de aire.

En el apartado de seguridad, Volvo ha sometido al C30 Electric a unas rigurosas pruebas de crash-test, que han demostrado la igual fiabilidad en el impacto lateral y frontal que sus homólogos de combustión.

Las baterías y el cableado eléctrico en los impactos resultaron completamente intactas en unas pruebas idénticas a las que EuroNCAP realiza con cualquier otro vehículo.

La energía que suministran las baterías de ión-litio se desactiva en 50 milisegundos tras los impactos, a la vez que se activan los airbags, por acción directa del sensor de choque, que controla los fusibles. Además, la electricidad también se corta automáticamente por acción de diversos fusibles y relés si se detecta cualquier ausencia de toma de tierra (como por ejemplo un cable pelado en contacto con el chasis).

Como novedades destacables, los usuarios del Volvo C30 Electric podrán programar con antelación la activación de sistemas tales como la climatización y ventilación del habitáculo remotamente desde un móvil inteligente o in situ, a través del menú de configuración del propio vehículo.

Sin duda la autonomía no es suficiente en caso de viaje largo, aunque sí satisface a un coche plenamente urbano. En breve mejorarán los tiempos de carga y la duración de las baterías. Mientras tanto, con cero emisiones y sin ruido, puede ser un urbano perfecto.

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política